A pesar de los años se puede recuperar la firmeza del rostro

La elasticidad en el rostro se va perdiendo con el tiempo. Sin embargo podemos evitarlo y conseguir tener siempre una piel firme durante más tiempo.

reafirmante

Ojalá pudiéramos mantener siempre la piel del rostro tersa y firme, pero por desgracia no siempre es así. Las inclemencias, la edad e incluso lo que comemos se nos ve reflejado en el rostro. Sin embargo siempre podemos remediarlo con el maquillaje. Los pómulos son la zona donde más se suele notar la flacidez en el rostro. Para evitarlo, aplica colorete en la parte superior de las mejillas y extiéndelo en sentido ascendente. Elige tonos claros y luminosos como el rosa o el melocotón. A medida que cumplimos años los párpados tienden a caerse, para remediarlo maquilla el párpado móvil con sobra iluminadora y da un toque con sombra algo más oscura.

Hoy en día el proceso del envejecimiento es posible ralentizarlo con cremas y cosméticos reafirmantes. El sérum es un gran milagro para el rostro que no debe faltar en tu kit de belleza habitual. Unas gotitas de sérum con efecto tensor antes de la hidratante del día pueden hacer verdaderos milagros con la piel. Su gran concentración de activos te ayudará a reducir progresivamente la flacidez del rostro.


También contamos con las ampollas lifting de efecto inmediato. Su efecto es efímero, pero espectacular. En tan sólo unos segundos, tu piel ganará firmeza y luminosidad. Es un producto ideal para ocasiones especiales. No puede faltar la crema anti edad a partir de los 35 años. Sus principios activos estimulan la circulación, eliminan toxinas y reafirman y alisan la piel. Es importante, sin embargo, ser constantes en su uso y aplicarlas dos veces al día, por la mañana y por la noche.

No podemos olvidarnos que la dieta es importante para tener una piel saludable en años. Mantener un peso estable ayuda. Porque un peso que tiene oscilaciones bruscas en poco tiempo suponen una agresión extra para la piel, que se ve obligada a estirarse y relajarse en función de nuestros cambios. La tensión nerviosa provoca que los músculos faciales se contraigan continuamente, sometiendo a tu piel a unos cambios que pueden traducirse en una progresiva falta de firmeza.

Y para finalizar podemos tomar nota de la gimnasia facial. Cierra los ojos y coloca los dedos índices sobre el final de cada ceja y los pulgares en la zona exterior de los pómulos. Abre los ojos y estira la piel hacia atrás con los dedos. Para tener un cuello firme, coloca la punta de los dedos bajo la mandíbula y desplázalos horizontalmente hasta el lóbulo de las orejas. Notarás como el rostro está más terso con estos sencillos ejercicios.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...