Algunos problemas de las uñas y sus soluciones

Algunos problemas que presentan las uñas los podemos solucionar en casa, otros, hay que acudir al especialista. Es importante saber detectar a tiempo un problema en las uñas para encontrar una solución.

pAlgunos Problemas de las uñas y sus soluciones

A través de las manos compartimos experiencias y sensaciones, a la vez que unas manos bonitas hablan por sí solas. Y para tener unas manos bonitas, además de cuidar la piel con cremas que la protejan, hay que cuidar las uñas, que son una de las claves para que las manos tengan ese aspecto saludable y elegante en la mujer. Las uñas han cobrado mucho protagonismo últimamente con la llegada de esmaltes multicolor que nos permiten combinar las uñas con la ropa diaria, pero esos esmaltes, los jabones diarios, el frío, los hongos, las estrías y otros problemas pueden hacer que las uñas no tengan ese aspecto que deseamos.

Es decir, que para cuidar las uñas hay que saber qué problemas suelen presentar, para evitarlos o tratarlos si se presentan. Algunos de esos problemas habituales en las uñas son, por ejemplo: estrías, uñas débiles o blandas, color amarillento, uñas que se abren por capas, hongos, uñas encarnadas, uñas con manchitas blancas, uñas mordidas, etc. Aunque estos son los principales problemas que pueden presentar las uñas existen otros, por lo que siempre es recomendable acudir al especialista para que nos recomiende una solución a las uñas si vemos que presentan algún problema.

No obstante, hay algunos consejos que nos pueden servir en los casos más leves. Por ejemplo, en el caso de presentar uñas débiles, que se abren por capas o demasiado blandas, es posible que esto se deba a un exceso de lavado de manos y también posiblemente a la edad, a partir de cincuenta o sesenta años. Según los especialistas, el remedio es lavarlas menos, aunque existen remedios en el mercado que ayudan a endurecer y cuidar un poco las uñas, claro está.

Pero hay problemas que no se solucionan tan solo con cremas o endurecedores, un ejemplo son uñas amarillas, hongos o uñas encarnadas que requieren de unos cuidados más exhaustivos. En el caso de uñas encarnadas, hay que evitar que la uña se clave en la carne, cuidando que el calzado no apriete en exceso o cortando la uña de forma cuadrada.  En el caso de hongos, hay que acudir al especialista para asegurarse de que son hongos y poner un tratamiento eficaz y adecuado. En el caso de pequeñas manchas blancas, pueden deberse a pequeños traumatismos, como por ejemplo meter las manos en los vaqueros ajustados. Si aparecen manchas grandes blancas en las uñas, se debe acudir al especialista.

Vía | hola.com 

Imagen | steffy

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...