Ama tus curvas porque están de moda

Los cánones de belleza han cambiado y se lleva la mujer con curvas

Hoy en día las curvas son una tendencia y poro tanto están de moda. Ya puedes dejar  de poner el grito en el cielo y estar constantemente mirando la báscula o con la cinta métrica midiendo cada contorno, porque simplemente tienes que amar tus curvas y aceptar lo que no te gusta y en algunos casos si es oportuno mejorar.

Estar delgada como apostaban los cánones estéticos de las últimas décadas pone en peligro tu salud y por lo tanto poco a poco se retoma la mujer con curvas que después de todo bien contorneadas y bien aprovechadas llaman mucho más la atención. La extrema delgadez provoca una aceleración del envejecimiento de la piel y de todo el organismo. Y aunque nos parezca una barbaridad, el tejido graso es necesario porque se producen funciones metabólicas muy importantes.

Por lo tanto olvídate de todo y comienza amar tus curvas, porque los cánones de belleza por fin están cambiando. Antes la mujer quería retocarse para tener unas piernas de palillo y unos glúteos minimizados al máximo, pero hoy en día se ha reconciliado con sus curvas y con ellos hemos recuperado las formas curvilíneas y tan sensuales. Según especialistas de estética, ahora la mujer busca tener una cintura estrecha, vientre plano, caderas redondas, glúteos respingones y muslos torneados, y por supuesto menos delgadas que antes.

Para todo ello contamos con los mejores activos en cremas en el mercado cuyo objetivo es drenar, movilizar las grasas y favorecer la eliminación de desechos, principalmente del abdomen. Los últimos avances en activos y tecnología quemagrasa te ayudan a acercarte a la mujer tipo ‘guitarra’.  La nueva cosmética incluye en sus componentes extractos vegetales como el psyllium, muy utilizado en medicina tradicional. Destaca por su capacidad para eliminar del cuerpo el exceso de productos de desecho.

También está demostrado científicamente que el masaje drenante antes de aplicar un cosmético multiplica su actividad. Favorece la movilización de las grasas, aumenta la actividad metabólica de la digestión y ayuda a la posterior eliminación.  Por ello,  antes de la aplicación realiza 2 o 3 presiones en la parte posterior de la rodilla y luego en la ingle para facilitar el drenaje.  Sé enérgica. No te limites a deslizar las manos, presiona para favorecer la circulación, para ello puedes ayudarte de rodillos.

Por lo tanto comienza amar tus curvas y ganarás tanto en belleza como en salud.

Imagen | Tiago Celestino

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...