Beneficios de la soja (II)

beneficios-de-la-soja-ii

La proteína de soja ha sido la más estudiada dentro de las comidas en toda la historia de la ciencia. Después de tanto estudio, se han encontrado resultados contradictorios en cuanto a los efectos de esta controvertida proteína. Son muchas las mujeres que siguen inclinándose por la soja en lugar de seguir una terapia de estrógenos tradicional ya que, en comparación con ésta, la soja cuenta con beneficios adicionales como el atemperamiento de los síntomas de la menopausia y la reducción del riesgo de problemas de salud.

La razón de la desaparición de los beneficios de la soja encontrados en anteriores investigaciones, se debe a algo muy simple: las mujeres que participaron del estudio tenían entre 60 y 75 años. Y de este dato se desprende una nueva conclusión: empezaron a tomar proteínas de soja demasiado tarde como para beneficiarse de sus efectos.

Los expertos son conscientes de que el factor edad fue el que explicó la ausencia de efectos en las mujeres que participaron del estudio. Saben que la pérdida ósea disminuye marcadamente una vez iniciada la menopausia, y también que es en ese momento cuando los niveles de colesterol comienzan a subir. Además, parece que la efectividad de los complementos de soja se mantiene solamente antes de este período en la vida de las mujeres. Si la soja aparece en la dieta cuando comienza la menopausia, puede ser demasiado tarde.

Y es que llegados los 60 años la mayor parte de la pérdida de estrógeno en los huesos ya se produjo y no es muy seguro que este proceso se pueda revertir. Además, el efecto de la soja sobre las funciones cognitivas tampoco está científicamente comprobado y el impacto de la proteína de soja en la baja del colesterol es más que modesto -la mayoría de las veces solamente se observa en quienes tienen niveles muy altos-. Pero pese a esto y teniendo en cuenta que los datos que se desprenden de estos estudios son todavía preliminares, los médicos no descartan seguir recomendando a las pacientes que acaban de ingresar a la menopausia.

Pero pese a esto, y teniendo en cuenta que los datos que se desprenden de estos estudios son todavía preliminares, los médicos no descartan seguir recomendando a las pacientes que acaban de ingresar a la menopausia que agreguen a su dieta algún suplemento que contenga soja o alguna otra fuente de isoflavonas. Especialmente si la preocupación principal para por algún problema en los huesos.

Imagen | Cabeza_de_lechuga

En CentroMujer | Para el estrés, una tableta de chocolate negro al día

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...