Buenos hábitos para tener unas manos perfectas

Para tener unas manos cuidadas, no basta más que tener unos buenos hábitos, para ellos toma nota de estos consejos. Evita mojar las manos mucho. Si tienes que fregar a mano, ponte siempre guantes. Si te las lavas a menudo por tu trabajo, usa un jabón, similar al ph fisiológico de la piel, y sécalos muy bien insistiendo entre los dedos. Y, sobre todo no te olvides ponerte crema después.

Sobre todo si tienes la piel sensible porque, a diferencia de otros cosméticos hidratantes, como los faciales o corporales, tienen un ph fisiológico neutro y contienen sustancias que ayudan a reconstruir su manto protector, bastante más fino que en otras zonas del cuerpo.

Cuando estén secas y estropeadas, lo mejor es una cura intensiva. Aplícate una capa generosa de crema de manos muy nutritiva, con manteca de karité, por ejemplo, y ponte unos guantes finos de algodón. Cuanto más tiempo mejor. Si las tienes agrietadas, decántate por la rosa de mosqueta o el áloe, activos muy cicatrizantes.

Ten en cuenta que el frío daña las manos, pero ten en cuenta que la calefacción muy alta también las reseca y mucho.

Imagen | comocombatir

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...