Cataplasmas el alivio natural de muchas dolencias

cataplasmas-el-alivio-natural-de-muchas-dolencias

Se puede desde reducir la inflamación de las articulaciones con cúrcuma, has aliviar los síntomas de la gripe con mostaza, ya que las propiedades curativas de las especias que habitualmente usamos en la cocina son muchas.

Cuando se aplican las especias en forma de cataplasma sobre la piel, ésta absorbe cierta cantidad de las sustancias curativas que contienen, lo cual tiene efectos beneficiosos directos sobre la zona dolida o inflamada, a diferencia de cuando la ingerimos en las comidas, que tiene un efecto más generalizado.

Para preparar un cataplasma debes usas las especias que hayas elegido en forma de polvo. Si las tienen en forma de hojas o semillas, debes machacarlas hasta que queden en textura de polvo. La cantidad dependerá del tamaño de la superficie a cubrir.

Una vez reducida a polvo, échala en un cuenco de vidrio, madera o cerámica, añade un poco de agua a una temperatura de 40ºC y mezcla ligeramente los ingredientes con una cucharada o espátula de plástico o madera, procurando que quede una textura espesa para que no se escurra al aplicarla sobra la piel.

A continuación, corta un trozo de tela de algodón o lino, calculando que sea un poco más grande que la zona que quieras cubrir, esparce la mezcla sobre esa tela con la espátula, de manera que quede con más o menos 5 milímetros de espesor y por último coloca el preparado sobre la zona afectada de forma que la mezcla quede en contacto con la piel y la tela por encima cubriéndola.

Dependiendo de los ingredientes de la cataplasma y de la sensibilidad de la piel, se pueden dejar puestas desde 5 minutos hasta varias horas seguidas. Y hay que tener especial cuidado con las mostaza, pimentón picante y jengibre, ya que dan mucho calor y pueden irritar la piel.

Imagen |MAZINTOSH

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...