Componentes de las cremas anticeluliticas

Para obtener buenos efectos con las cremas anticeluliticas hay que tener controlados varios frentes. Estos productos presentan unas fórmulas complejas, siendo los ingredientes principales los activos lipolíticos, encargados de reducir la grasa acumulada. Los más empleados son los llamados bases xánticas que contienen, cafeína, teofilina, teobromina, bromelaina.

Estas se encuentran en los extractos de café, té verde y piña respectivamente. El proceso por el cual estas bases xánticas generan su acción quemagrasas es la siguiente: se produce un bloqueo de la encima fosfodiesterasa, presente en los adipocitos o células grasas.


De entre todos estos principios activos merece mención especial la cafeína, un ingrediente que tiene una elevada capacidad de penetración y por tanto, ejerce su acción a niveles más profundos del tejido adiposo. Debido a ello, está presente en la gran mayoría de las formulaciones adelgazantes y anticeluliticas.

Otros de los ingredientes reductores que se pueden encontrar en estos productos son sustancias de origen vegetal como el castaño de indias, descongestionante, desinfiltrante y drenante.

La retama que es tonificante, drenante y estimulante. El hammamelis, es astringente, drenante y protector frente a los radicales libres. La naranja amarga y la hiedra, ejercen una acción de refuerzo sobre los capilares sanguíneos, y la garcinia cambogia, es remodelante, desinfiltrante y devora grasas. También es frecuentes la inclusión de las algas marinas, especialmente las pardas o marrones, cuyo elevado contenido en yodo estimula la eliminación de grasas.

En cuanto a los principios hidratantes, su objetivo es restaurar el agua de la piel, algo que se logra por tres mecanismos: oclusión, humectación y aporte de factores de hidratación natural. Estos ingredientes permiten a la piel recuperar su nivel óptimo de hidratación, restaurando la suavidad y la luminosidad perdidas, y mejorando el aspecto de la piel de naranja. Los más frecuentes son sustancias como el aceite de almendras dulces o la vitamina E.

Imagen | cremitas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...