Con la vitamina C menos arrugas y flacidez

con-la-vitamina-c-menos-arrugas-y-flacidez

La vitamina C es esencial a lo largo de todo el año. Si en otoño e invierno conviene garantizar su presencia para reforzar nuestras defensas, en primavera y verano, la ingesta regular de este nutriente reduce el daño que las radiaciones solares producen en la piel.

Entre otras cosas, disminuye el riesgo de sufrir u cáncer de piel al tiempo que combate la pérdida de firmeza y la aparición prematura de arrugas que provoca el exceso de sol.


La vitamina C es un nutriente exclusivo del reino vegetal y es muy sensible a las temperaturas de la cocción. De ahí la necesidad de comer verduras y hortalizas crudas en forma de jugos como los gazpachos, zumos de tomate y apio, o ensaladas. Tu piel recibirá una inyección de juventud si incluyes en ellas tomate, pimiento rojo y col lombarda y las aliñas con zumo de limón.

Como ya no es temporada de cítricos ni de fresas, dos de las frutas con mayor contenido en vitamina C, incluye en tu cesta de la compra, kiwis, melón, fruta tropical en especial, papaya, mango y frutas del bosque frescas.

Imagen | floresyplantas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...