Consejos de belleza que te harán la vida más fácil

Si necesitas reducir unos centímetros de nalgas, caderas y muslos, nada mejor como una mezcla de aceites para ello. Prepara esta loción que te será de gran ayuda: mezcla seis cucharadas de aceite de coco, dos cucharadas de aceite de limón y una cucharada de zumo de pomelo.

Cuando tengas todos los ingredientes bien mezclados aplícatelo con constancia todas las mañanas y cada noche dándote un buen masaje. En pocas semanas y siguiendo una dieta reductora, conseguirás perder esos centímetros que te incomodan.


Sabemos que los polvos sueltos es el toque final para un buen maquillaje, son útiles porque matizan las imperfecciones, afinan el grano de la piel, difuminan el poro y evitan los molestos brillos. Deben aplicarse con la borla o con un pincel al que sólo se le dará ese uso. Tampoco te pases con la aplicación, ya que si los utilizas en exceso se notarán demasiado. Si tienes la piel cetrina, emplea polvos en tono malva porque darán mayor luminosidad a tu piel.

Si tienes la zona central del rostro con acumulación de grasa y con tendencia a tener brillos, el agua micelar resulta muy adecuada para este tipo de pieles. Se trata de un producto que limpia el cutis con suavidad y eficacia, eliminado la grasa y los restos de maquillaje sin causar irritación. También se recomienda utilizar un gel al agua específico para pieles mixtas o grasa, las llamadas ‘oil free’. Evita los jabones así como las leches desmaquillantes, ya que resultan demasiado grasas.

Si de vez en cuanto te salen unos molestos granitos sobre todo en la zona de la barbilla, aplícate un producto astringente, como puede ser un tónico sin alcohol o una crema. A continuación, extiende la base de maquillaje sin aceites, con un cepillo para corregir o con la yema de los dedos cubriéndolos bien, termina con una fina capa de polvos sueltos.

Imagen | Loreal

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...