Cremas reductoras caseras

Puedes hacer tus propias cremas reafirmantes con ingredientes caseros como los que te mostramos en nuestro artículo de hoy.

crema reductora

Las cremas reductoras son eficientes, pero no como lo cuentan los anuncios publicitarios. De hecho, en muchos casos las mujeres se quejan de lo poco efectivas que resultan comparado con las ideas que se muestran en la publicidad. El funcionamiento de estos cosméticos es a largo plazo y lo hacen penetrando en la piel de la zona afectada y activando la circulación sanguínea y la temperatura. Como consecuencia se produce un drenaje linfático que elimina parte de la grasa de esa zona.

Las cremas reductoras deben acompañarse con una dieta equilibrada y una rutina de ejercicios, lo que ocurre es que a veces aún haciendo dieta y ejercicio, la grasa se queda acumulada en zonas determinadas como pueden ser: abdomen, cadera, piernas, brazos… en este caso, las cremas reductoras aceleran el proceso de reducción de grasa de estas zonas conflictivas. Es decir, puede que utilizando únicamente una crema reductora con el paso del tiempo consigas los objetivos que te has planteado, pero no pretendas que se conviertan en el nuevo producto milagro de tu estantería porque con esa idea te equivocarás y puede que te lleves una desilusión.

Para que una crema reductora sea efectiva, no basta con aplicarla y dejarla actuar, es necesario aplicarla con un masaje para que la crema penetre en la piel y se active la circulación. De hecho, acabamos de decir que su funcionamiento tiene mucho que ver con la acción que aplica bajo la piel para que la grasa se diluya. Por lo tanto, puede que en tu caso el problema esté precisamente en la aplicación. A partir de ahora deberías dar un masaje más intenso para conseguir los resultados que te planteas con tu crema reductora.

Pero hoy no queremos hablarte de los cosméticos que puedes comprar en farmacias o supermercados. De lo que queremos hablarte hoy es de cosméticos caseros que puedes hacer tú misma. Así como te hemos enseñado a preparar mascarillas o a hacer cremas faciales, en este caso queremos ayudarte a crear tus propias cremas reductoras. ¿Te animas? A continuación te presentamos hasta tres recetas diferentes para lograrlo:

Crema reductora de café

La cafeína no es sólo una bebida estimulante, también puede ayudarte a eliminar la grasa acumulada en diversas zonas del cuerpo como el abdomen y los glúteos, sólo tienes que preparar esta crema.

Vas a necesitar:

  • 1/2 taza de café molido
  • 1 taza de azúcar blanco
  • 2/4 de taza de aceite de oliva
  • Mezcla los ingredientes en una taza hasta conseguir una crema compacta
  • Aplica la crema sobre la zona a tratar con masajes circulares
  • Cubre la zona con papel film y deja actuar durante 30 minutos

Crema reductora con alcanfor y vicks vaporub

Esta crema quemagrasa actúa con un efecto de frío y de calor superficial que activa la circulación, reafirma la piel y favorece la disolución de las grasas almacenadas. El vicks vaporub tensa la piel y el alcanfor favorece la sudoración y elimina toxinas.

Vas a necesitar:

  • 5 cucharadas de vicks vaporub
  • 2 cucharadas de alcohol etílico
  • 2 cucharadas de bicarbonato sodico
  • 1/2 pastilla de alcanfor
  • Machaca la pastilla de alcanfor hasta convertirla en polvo fino
  • Añade el vicks, el alcohol y el bicarbonato y mezcla todo bien
  • Guarda la crema obtenida en un recipiente con tapa para que puedas usarla durante varios días
  • Aplica la  crema en la zona afectada con un masaje circular suave
  • Envuelve la zona en papel de film y deja actuar durante 30 minutos

Crema reductora de yodo blanco

El yodo blanco para uso externo, puedes comprarlo en la farmacia. El yodo te ayudará a aumentar el metabolismo energético y a quemar el exceso de grasa en la zona conflictiva.

Vas a necesitar:

  • 3 cucharadas de tu crema reductora habitual
  • 1 cucharada de yodo blanco
  • 1 cucharada de aloe vera
  • Mezcla todos los ingredientes hasta conseguir una crema compacta
  • Aplícala en la zona en cuestión dando masajes circulares

Las cremas reductoras o quemagrasa serán más efectivas si las aplicas dos veces al día, una vez en la mañana y otra vez en la noche. Aplícalas siempre sobre la piel limpia para que penetren mejor Haz masajes circulares sobre la zona afectada para ayudar a movilizar los depósitos de grasa de la zona. Todas estas cremas son eficaces  para reducir la grasa localizada si  haces ejercicio y llevas una dieta equilibrada ¿Te animas a empezar con ellas la operación bikini?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...