Cuidados de la piel para el Otoño

cuidados-de-la-piel-para-el-otono

El verano ya quedo atrás. Esta placentera estación del año es la mayor castigadora para nuestra piel, que unido al cloro o el aire acondicionado hacen que nuestro cutis se estropeara de manera más o menos preocupante. A estas alturas del año y tras los excesos propios del vernao, la piel nos pide a gritos ayuda. Y es el momento de repararla.

Durante el otoño el clima se hace más frío y húmedo. Si nosotras tomamos las medidas adecuadas para protegernos cambiando de vesturio, ¿por qué no hacemos lo mismo con nuestra piel? En esta nueva estación que hemos comenzado, debemos hidratar y nutrir nuestra piel con las mascarillas y las cremas hidratantes adecuadas.

Por muchos cuidados que hayamos prodigado a nuestra piel durante la temporada estival tanto a nuestra cabello, como a nuestra piel o a nuestra dieta, lo habitual a estas alturas del año es que el sol o los excesos hayan hecho mella en nuestro aspecto. Por esta razón, es fundamental que nos sometamos a una operación retorno para, por un lado, reparar estragos y, por otro, ponerse a punto de cara al inminente otoño.

  • Exfoliar:

Es fundamental en esta época del año para renovar la piel deteriorada por el sol. A partir de los 25 años -cuando el cutis empieza a envejecer- conviene hacerlo con ácidos, que se utilizan en distintas graduaciones. Estos trabajan sobre las capas inferiores de la piel renovándola en profundidad y atenuando las arrugas superficiales. Los más importantes son el ácido glicólico, el mandélico y el salicílico, que además son algunos de los recomendados por los médicos en sus recetas magistrales para usar a diario en el hogar.

  • Cuidar:

El contorno de ojo es el área más frágil de todo el rostro. Como su piel es muy fina, ahí comienzan a aparecer las primeras arrugas. Para retardar su aparición, conviene hidratar la zona con productos específicos a base de vitamina C, que revitalizan la piel. Por otra parte, cuando las arrugas ya están instaladas, su efecto se puede contrarrestar con la aplicación de cremas antiedad con retinol -un derivado de la vitamina A- que trabaja sobre los pliegos mejorando su estado.

  • Renovar:

Para tratar las arrugas se utilizan dos tipos de cremas anti-age: una humectante de día y otra activa para la noche. Los componentes fundamentales que deben de tener son el retinol -un derivado de la vitamina A- y AHA -Alfa Hidroxiacidos-, hoy empleado en muchas cremas. En cambio, para las arrugas más profundas se recomiendan recetas magistrales a base de ácidos retinoicos que tienen mayor potencia.

  • Hidratar:

Después del verano hay que usar cremas de texturas livianas, geles o emulsiones, que no resultan molestas al tacto. Las que contienen componentes naturales están recomendadas para todas las edades. Indicados el aloe vera, la caléndula, el germen de trigo -que además es humectante- y la vitamina E.

Imagen | toottoo

En CentroMujer | Cremas de farmacia vs Cremas de perfumerías, Toallitas eridosis para el acné juvenil, Acaba con los problemas de circulacion en tus manos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...