Cuidar la piel a partir de los 40

Si bien la piel hay que cuidarla siempre, cuando llegamos a una edad es necesario ampliar los cuidados faciales y prestarle más atención. Primeras arrugas, descolgamiento de la piel y la flacidez son los primeros signos que hay que combatir.

Llegar y traspasar la barrera de los 40 años, no es una edad muy bienvenida para muchas mujeres que no le gusta cumplir años. Sin embargo el avance de la piel no perdona y debemos por ello extremar el cuidado de nuestra piel, aún más, si cabe. A partir de esa edad, la piel empieza a perder firmeza y elasticidad, comienzan a aparecer las primeras arrugas y descolgamientos y por ello tenemos que aplicar las técnicas necesarias para frenarlas.

A partir de los 40 –en algunas mujeres le llega incluso antes y a otras más tarde- es el momento en el que nuestra piel empieza a perder firmeza y elasticidad, así como  comienzan a aparecer las primeras arrugas. Precisamente, es el momento preciso para tomarse la rutina de hidratar nuestra piel cotidiana y habitualmente, como una más de nuestras tareas a realizar. La constancia, como siempre, serán nuestras mejores armas para luchar contra el envejecimiento.

Por lo tanto es necesario hidratar la piel todos los días, sobre todo, cuerpo, cuello, manos y cara; ésta última en toda su extensión: contorno de ojos, pómulos, cejas, frente, etc. Podemos optar por una crema nutritiva de noche que contenga vitaminas o esté enriquecida con productos naturales, ya que este tipo de cremas previenen mucho mejor el envejecimiento, gracias a su efecto tensor.

Una vez a la semana podemos plantearnos un peeling y una mascarilla natural, que nos ayudarán a limpiar la piel y mantenerla perfectamente hidratada. En el mercado existen cientos de productos naturales que tienen como ingredientes elementos balsámicos como el aceite de yoyoba o el pantenol, aunque en cuestión de arrugas lo más efectivo según los especialistas es aplicar ácido glicólico.

Es la edad perfecta para comenzar a no abusar con el maquillaje, ya que puede acentuar nuestros rasgos y añadirnos más años de los que tenemos y sobre todo si nos pasamos en su aplicación ya que marcan mucho más las líneas faciales, por lo tanto se aconseja ir maquillada más al natural, ya no es tan bueno.

También en el mercado se cuenta con una amplia red de cremas que tienen un efecto tensor, mediante la aplicación de un vigoroso masaje que, además de intensificar la penetración de la misma, reactiva la circulación sanguínea, algo fundamental para la tonificación, tanto cutánea como muscular.

Imagen | pulguita

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...