Depura tu cuerpo

Cuando los mecanismos celulares se ralentizan es frecuente que aparezca una mayor retención de líquidos. Así como los aditivos de la alimentación, el estrés o la contaminación pueden provocar que no se eliminen bien las toxinas.

Los masajes drenantes ayudan a la retención de líquidos

Siempre podemos depurar el cuerpo de una manera que nos permita eliminar esos líquidos tan molestos. Si no tienes tiempo para ir al gimnasio, muévete siempre que puedas. Camina a buen ritmo, sube y baja escaleras y olvídate del ascensor, baila y desplázate en bicicleta siempre que puedas.

Un buen remedio son las tisanas por lo tanto a mitad de mañana o tras las comidas, toma plantas drenantes o depurativas en forma de infusión como la alcachofa, grosella negra, rabillo de cereza y sin olvidarnos del té verde y la cola de caballo, cualquiera de estas te vienen perfectas para eliminar toxinas.


También podemos recurrir a otro tipo de terapias como los lodos y los fangos tan de moda hoy en día. Ya que al activar la circulación venosa y linfática son especialmente indicados como drenantes en casos de celulitis. Aportan firmeza en la piel, equilibran su pH y eliminan las células muertas. Aprovecha por lo tanto, un fin de semana tranquilo para acercarte hasta un spa urbano y disfruta de una envoltura en fangos verás como te sientes como liberada de esas toxinas que parece no quieren abandonar el cuerpo.

No hay que olvidar tampoco las maniobras drenantes que son convenientes aplicarlas antes de la crema corporal, realiza 2 o 3 presiones en la parte posterior de las rodillas y en la ingle para facilitar el drenaje. Calienta la crema entre las manos y póntela con movimientos circulares y ascendentes.

Hay que tener en cuenta que la zona donde más se nota y corre más riesgo son los brazos por lo tanto hay que tonificarlos, para definirlos, el mejor plan es recurrir al ejercicio y la cosmética.

El mejor ejercicio son las pesas o los ejercicios con mancuernas adecuados para acabar con el exceso de grasa o flacidez en los brazos. Las pesas de un kilo son las ideales para empezar. Si no, también puedes recurrir a botellas de 1.5 litros. Después aplícate una crema reafirmante o reductora mañana y noche para reforzar el efecto del ejercicio. Hazlo con masajes desde el codo hasta la axila, apretando al llegar a este punto.

Imagen | Grand Velas Resort

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...