Desconfía de las dietas milagro o yoyó

desconfia-de-las-dietas-milagro-o-yoyo

Cuando se trata de mantener el tipo o estar delgadas, no reparamos en el mal que podemos hacer a nuestro organismo o por el contrario perdemos rápidamente 2 o 3 kilos y al tiempo recuperamos el doble y eso es el llamado efecto yoyó o rebote.

¿Porqué el efecto rebote? El balance energético que regula el peso corporal reduce o aumenta el gasto energético dependiendo de la ingesta, pero con una clara tendencia al ahorro de energía, de forma que si se aumenta la ingesta se incrementa levemente el gasto, mientras que si se reduce la ingesta, la reducción del gasto es mucho mayor. En respuesta tiende claramente a preservar la grasa corporal como reserva energética.

Por ello, es la respuesta metabólica y neuroendocrina con disminución de la leptina y aumento del neuropéptido de forma que no sólo recupera o incrementa el peso perdido sino que cambia su composición corporal con tendencia a un mayor cúmulo de grasa. Es el fenómeno más conocido como efecto yoyó y que finalmente se acompaña con más peso final, mayor grasa corporal a nivel abdominal y mayor inestabilidad emocional.

Por lo tanto, algo va mal en la dieta cuando estás adelgazando de dos a tres kilos por semana, pero notas que los músculos han perdido volumen, tono y fuerza. Te sientes excesivamente cansada, irritable y tienen la necesidad de comer convulsivamente.

Duermes mal, el pelo se te cae en exceso poco más o menos al mes de comenzar la dieta. Las uñas están frágiles, tienes grietas en las comisuras de los labios y sientes mareos y palpitaciones, entonces es el momento de poner stop a cualquier dieta milagro si ser seguida por un especialista.

Imagen | descubreaprende

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...