Errores que debes evitar si tienes el cabello largo

El cuidado del cabello es fundamental si quieres mantener un pelo bonito y sano. Te damos algunos consejos para lograrlo fácilmente evitando errores muy comunes.

pelo largo

Los cortes de pelo de la temporada han sido uno de los artículos que hemos tratado más recientemente. Y, aunque este invierno se llevarán de nuevo los cabellos cortos, puede que seas de las que nunca se decidirán a pasar por la peluquería a cortar su melena. Si es tu caso, creo que lo que te hemos preparado hoy te va a gustar porque te contamos cuáles son los errores que debes evitar si tienes el pelo largo porque podrían estar estropeándolo. Además, aprovecho a recomendarte un artículo en el que hemos hecho mención a los imprescindibles para el cuidado del cabello para que evites gastarte dinero de más en cosméticos que realmente no necesitas.

Aunque las técnicas para cuidar el cabello son las mismas si tienes el pelo corto o largo, es cierto que cuando llevas melena, hay que prestar más atención a las puntas, las cuales se retocan menos a menudo, así como al daño que le producen el secador, las planchas o los propios tintes a tu pelo. Ten en cuenta que cuando se tiene el pelo corto, buena parte de todos ellos se esfuman con la tijera, algo que no pasa en el caso de que tengas el cabello más largo.

5 cosas que no debes hacer si tienes melena

  1. Desenredar mal el cabello: el pelo largo tiende a enredarse más que el corto, precisamente por su longitud. Sin embargo, para poder cepillarlo correctamente, debes antes asegurarte de una buena nutrición e hidratación. Si esto lo tienes claro, entonces puedes cepillarlo justo después de aplicar un bálsamo o un spray de peinado. Sino, también puedes hacerlo tras la ducha, con el cabello húmedo, pero siempre con un cepillo que no estropee las puntas.
  2. Cuidado con las gomas del pelo: si eres de las que sale de casa casi siempre con el cabello recogido con una goma, deberías saber que puede que estés causándole un gran daño. Lo fuerte que lo atas puede determinar que se debilite y acabe por romperse. Al final, el volumen de tu melena desaparecerá y si esta costumbre es casi una norma en tu día a día, entonces puede que el único remedio para salvar tu pelo y que luzca bonito otra vez sea pasar por la peluquería a darle un buen corte. ¡Justo lo que no querías!
  3. Abusar de la laca: aunque compres la mejor laca del mundo, todos los productos para el cabello del mercado contienen aditivos. En ese sentido, exagerar en los peinados con la laca no solo daña el cabello sino que lo reseca de forma importante. Si además no te aseguras de una nutrición más intensa de lo habitual para permitirle recuperar parte de la pérdida ocasionada por este producto, estás perdida. Al igual que en el caso anterior, después de un tiempo, te tocará decirle al peluquero que sanee a fondo tu melena.
  4. Espumas y geles de peinado para el cabello rizo: aunque existe una gran variedad en el mercado, lo cierto es que les ocurre algo similar a lo que produce la laca. Es cierto que pueden ser grandes aliados para tener el pelo a raya y llevarlo justamente como quieres, pero pasan factura. Por eso, si los vas a utilizar, al menos evita hacerlo diariamente para conseguir que no lo dañen en profundidad. Y al mismo tiempo, asegúrate de la nutrición e hidratación óptimas.
  5. El uso del sombrero y los gorros: los sombreros y los gorros hacen que el cabello pueda estar a más altas temperaturas y son ideales para no pasar frío en invierno. Sin embargo, precisamente por esta cualidad pueden ser contraproducentes en el caso del pelo graso, y también para los cabellos muy secos o dañados. No se trata de que no utilices estos accesorios que además están a la última moda, sino que moderes su uso y conozcas que pueden ser perjudiciales si se abusa de ellos.

Los trucos que te hemos dado para que tu melena no sufra daños son en realidad costumbres bastante habituales para aquellas mujeres que tienen el pelo largo. A veces, no somos conscientes de que esos hábitos acaban por estropear el pelo y nos preguntamos cómo es posible que esté dañado pese al cuidado con el que lo tratas. Seguramente hoy, habrás descubierto algunas de las razones que podrían explicar tu pregunta. Solo te queda ponerlas en marcha para evitarlas y así tener una melena que no tenga que pasar por el peluquero más que para cortar las puntas. ¿Qué te parece la propuesta?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...