Estrías líbrate de ellas

Una de las mejores armas contra las estrías es la prevención, pero si estas pequeñas roturas de la piel ya han hecho acto de presencia, no hay tiempo que perder y con la cosmética puedes detener su avance.

Estas manchas cutáneas no son más que una rotura de las fibras de colágeno y elastina, las encargadas de mantener la piel firme y elástica. Surgen debido a un estiramiento súbdito de la epidermis, cambios hormonales, herencia genética, tratamientos tópicos con corticoides, estrés y un largo etcétera.

Si las estrías son recientes, estás a tiempo de atenuarlas. Su tono entre rojizo y rosado indica que aún reciben aporte sanguíneo y la piel puede, por tanto regenerarse. Las que ya han cicatrizado y adquirido un tono blanquecino nacarado son difíciles de borrar.

Prevenir las estrías pasa obligatoriamente por proporcionar a la dermis una profunda nutrición. Para ello, la mejor forma de mantener la piel firme y flexible es nutrirla a diario con una crema corporal reafirmante. Otra opción a tu alcance es enriquecer tu hidratante habitual con unas gotas de aceite de rosa mosqueta o de argán, así como aceites naturales.

Los cuidados preventivos no siempre son suficientes. Prueba de ello, es que las estrías afectan a seis de cada diez mujeres. Cuanto más reciente sean más probabilidades tendrás de disminuir su tamaño y atenuar su color gracias al uso de una crema antiestrías. Cuando la apliques extiende el producto una o dos veces al día, con movimientos circulares por las zonas más problemáticas que suelen ser: senos, abdomen, caderas, glúteos y muslos, aunque también pueden aparecer en brazos y en la zona baja de la espalda.

Por otro lado, la alimentación también es importante a la hora de prevenir las estrías. La vitamina C compuesto presente en los cítricos, las fresas, la fruta exótica y el tomate, interviene en la creación de las fibras tensoras de piel. Las vitaminas E y el Zinc. Está demostrado que las dietas pobres en estos nutrientes favorecen la aparición de estrías. Ambos abundan en las semillas y en los frutos secos.

Si estás pensando en adelgazar hazlo de forma gradual, máximo un kilo por semana, y con un menú diario de no menos de 1.200 Kcal. Las dietas relámpago con efecto yo-yo aumentan la flacidez y allanan el camino a las estrías.

Imagen | Julien Haler

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...