Firmeza en tu cuerpo sin salir de casa

Una de las zonas que más se pueden poner flácidas si no tomamos las medidas oportunas, son los músculos de la zona interna de los brazos, ya que aunque pensemos que le damos movimiento con lo que realizamos a lo largo del día no es suficiente para darle tonicidad muscular.

Para que la piel que recubre los brazos al ser muy fina no se descuelgue, la solución está en recuperar el tono muscular con una sesión o rutina de ejercicios que puedes hacerlos sin salir de casa.


Comenzando por los brazos y definir así el contorno muscular, nada mejor que hacer ejercicios con pesas. El más eficaz para la cara interna de los brazos es el que consiste en coger una pesa o botellín de agua, con una mano, estirar el brazo hasta arriba, alineándolo con el tronco y dirigir el antebrazo hacia atrás, como si quisieras tocar el omoplato. Vuele a la posición inicial y repite el ejercicio 15 veces con cada brazo.

Para las piernas, otra zona que antes sucumbe a la flacidez son la parte alta de las rodillas y la cara interna de los muslos. En el primer caso, va muy bien sentarse, juntar las piernas, colocar algo de peso en los tobillos, sujetarse al asiento con las manos y elevar las piernas. Para la parte interna de los músculos, un ejercicio muy eficaz es, tumbarse en el suelo, elevar las piernas un par de palmos y acercarlas y separarlas como si fuera una tijera.

Tras una rutina de ejercicios, nada mejor como confiar en la cosmética reafirmante, ya que no sólo hidratan y nutren la piel, sino que también ayuda a mantener la piel más elástica, compacta y joven.

Recordar que una piel deshidratada pierde tonicidad porque se vuelve cada vez más delgada y menos resistente. La urea, la glicerina, manteca de karité, son algunos de los activos que se encargan de nutrir la piel y de proporcionarle un tacto más suave.

Imagen | garchauro

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...