Guía para entender la aromaterapia

La aromaterapia es una técnica que lleva bastante tiempo utilizándose en centros estéticos para combatir el estrés o mejorar el aspecto. Pero cada vez son más comunes los productos para el hogar. Hoy te explicamos cómo funciona con todo detalle.

aromaterapia

La aromaterapia es una disciplina terapéutica que utiliza las propiedades de los aceites esenciales extraídos de las plantas aromáticas. Aunque existen muchos beneficios asociados a esta terapia, generalmente se usan para restablecer el equilibrio y la armonía del cuerpo y de la mente. El empleo de aromas con fines terapéuticos no es ninguna novedad, de hecho, tiene mucha más historia de la que puedes imaginarte en un primer momento. Ya se utilizaba en China en el año 4500 a.C. Los egipcios también usaban los aceites para embalsamar y con fines terapéuticos. En la Grecia antigua se usaban los aceites esenciales para tratar a los pacientes con ciertas dolencias. Es decir, la aromaterapia más moderna bebe de todas esas tradiciones ancestrales.

La palabra «aroma» significa olor dulce, y «terapia» se define como tratamiento diseñado para curar. En una composición de dos términos podría decirse que la aromaterapia se define literalmente como una cura a través de los aromas. En realidad, si has acudido a cualquier sesión profesional, o utilizas productos basados en ella para su uso doméstico, es probable que te hayas dado cuenta de las sensaciones que produce en tu cuerpo el olor característico que has utilizado.

Beneficios de la aromaterapia

La aromaterapia facilita la relajación y genera alegría y tranquilidad. A diferencia de lo que se suele pensar al hablar de terapias alternativas, la aromaterapia no se plantea como la sustitución de otros tipos de medicina natural, sino como un complemento de ésta. Así, se puede combinar el uso de productos específicos para tratar dolores o problemas relacionados con la salud con estos aromas mejorando los resultados.

Resulta bastante curioso entender cómo funciona esta terapia alternativa. En realidad se basa en la tesis de que los aromas actúan en nuestro interior por asociación de imágenes, evitando la intervención de nuestra parte consciente. Es por esa razón que se considera a la aromaterapia como el lenguaje del alma. Las personas responden a los olores a un nivel emocional superior al de otros sentidos. Un aroma puede desencadenar recuerdos ya olvidados. La aromaterapia proporciona beneficios psicológicos, ya que el aroma de los aceites tiene un efecto calmante que facilita la relajación.

Tipos de aromaterapia

Aunque hasta aquí puede que ya tuvieses los suficientes conocimientos de aromaterapia si ya has acudido a alguna sesión, lo que vamos a contarte a continuación puede resultarte nuevo. Si bien la aromaterapia es una terapia alternativa, existen muchos modos de ponerla en práctica. Los aceites esenciales que se usan en ella se pueden aplicar de las siguientes maneras:

  • Inhalación: Es el método más básico. Varias gotas de aceite esencial, las puedes aplicar en un pañuelo para inhalar. También puedes añadir unas gotas a una taza de agua caliente y utilizarlo como tratamiento al vapor. También puedes añadir unas gotas de aceite a un difusor, para que el aroma inunde toda la habitación.
  • Masaje de aplicación directa: Cuando apliques los aceites esenciales directamente sobre la piel tienes que diluirlos en un aceite vegetal para evitar una reacción alérgica.
  • Baños aromáticos: Un baño con agua tibia y aceites esenciales tiene efectos de relax.
    El agua debe estar tibia para frenar la evaporación del aceite.
  • Cataplasmas frías y calientes: Se usan para tratar dolores musculares. Las puedes mezclar con cremas y lociones.

Los tipos de aceites esenciales y sus propiedades

No podríamos terminar esta guía sobre la aromaterapia sin tener en cuenta algunos de los aceites esenciales más importantes del mercado y sus propiedades curativas. ¡Echa un vistazo y descubre cuál es mejor para ti!

  1. Ciprés: Calma el sistema nervioso y alivia los síntomas de la menopausia
  2. Geranio: Alivia la depresión, calma el sistema nervioso y levanta el ánimo
  3. Jengibre: Calma los mareos producidos por los viajes, calma los resfriados y la gripe
  4. Pomelo: Ayuda a combatir los resfriados y los problemas respiratorios.
  5. Lavanda: Alivia los dolores de cabeza causados por el estrés. Ayuda a combatir la depresión.
  6. Limón: Reduce el cansancio y mejora la circulación.
  7. Menta: Relaja los músculos del estómago y alivia los síntomas de la gripe.
  8. Sándalo: Calma la mente, el cuerpo y el espíritu.
  9. Romero: Alivia los dolores reumáticos

Precauciones a tener en cuenta con la aromaterapia

  • Antes de utilizar los aceites esenciales debes hacer una prueba de alergia colocando una pequeña cantidad de aceite diluido detrás de la muñeca y espera al menos 10 horas.
  • Las personas con enfermedades crónicas deben informar a su médico antes de utilizar cualquier tratamiento con aceite esencial.
  • Los aceites son inflamables por eso debes alejarlos de las fuentes de calor
  • No mezcles más de cinco aceites diferentes, pues pierden su capacidad curativa.
  • Las personas asmáticas no deben inhalar los aceites esenciales.
  • Nunca apliques un aceite esencial sin diluir

Y tú, ¿ya has probado los beneficios de la aromaterapia? ¿Cuál es el aroma que mejor se ajusta a tus necesidades?

Foto: Aromaterapia vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...