Kobido, lifting natural sin cirugía

kobido-lifting-natural-sin-cirugia

Es toda una nueva técnica de belleza que proviene o sus orígenes son de Japón, y su sistema consiste en combinar las técnicas del masaje energético, el llamado shiatsu y el drenaje linfático.

El resultado es todo un lifting de lo más natural que te deja la piel brillante, fresca y luminosa. Es decir todo un rostro rejuvenecido sin pasar por el quirófano.


El kobido es un tratamiento natural que se ha mostrado muy efectivo a la hora de combatir el envejecimiento de la piel del rostro. Se inspira en la medicina tradicional japonesa y en las diversas técnicas del masaje tradicional japonés. Esta combinación consigue resultados sorprendentes, tanto es así que en Occidente se le conoce como el ‘lifting de la cirugía’.

Los expertos que practican kobido conocen los meridianos energéticos y saben incidir tanto en éstos como en los puntos de acupuntura, las terminaciones nerviosas y la musculatura fácil. Éstos son algunos de los pasos que se siguen durante el tratamiento.

  • Se trabaja la zona del cuello para eliminar tensiones y contracturas, y para restablecer el flujo sanguíneo.
  • Se combinan  maniobras de amasamiento, tecleo, presión y arrastre para trabajar la musculatura facial y reafirmarla. Con ello, también se consigue mitigar las arrugas, aportar nutrición y oxigenación a los tejidos y relajar las facciones.
  • Se hace un masaje en la cabeza para volver a canalizar el correcto fluir de la energía.
  • Se utiliza la técnica del shiatsu para hacer un recorrido por los canales energéticos que consiste en realizar una ligera presión en cada una de las puertas de entrada de la energía. De esta manera, se libera el ki y se produce un efecto placentero.
  • Se aplica una maniobra de drenaje linfático, ya que, por los efectos de las anteriores manipulaciones, se han movilizado todas las toxinas que en esta etapa son eliminadas con los denominados, toques terminales, a través de los canales linfáticos naturales.

Todo un origen milenario el de kobido, que hay que datarla en la medicina tradicional china. Y como nota curiosa destacar que durante un tiempo fue un tratamiento exclusivo de la familia real japonesa  casi desconocido por el resto de los ciudadanos. Las enseñanzas de este masaje natural, se transmitía de maestros a alumnos.

Y a partir de de 1984 empezó a practicarse en Occidente gracias a que Shogo Mochizuki emigró a Estados Unidos, donde lo difundió.

Imagen | Kobido

Más en Centromujer | Fórmula Revitalif con efecto lifting

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...