La chirimoya un tentempié muy nutritivo

la-chirimoya-un-tentempie-muy-nutritivo

Fueron los españoles quienes la descubrieron al colonizar las Américas, y la bautizaron como el manjar blanco. Es dulce y aromática, y la chirimoya es un regalo para nuestro paladar y nuestra salud.

Además esta fruta es excelente recurso frente a la hinchazón y el estreñimiento, gracias a su alto contenido es agua y fibra. Aunque es muy pobre en grasas, su valor calórico es similar al del plátano debido a su considerable contenido en azúcares.

La chirimoya previene los calambres ya que el mineral que más destaca en composición nutricional es el potasio. Ésta es la razón por la que ayuda a prevenir los calambres y mejora la respuesta muscular de los deportistas, las personas mayores y las embarazadas.

Tiene forma de corazón y es curioso que sea tan beneficiosa en la dieta de las personas con problemas cardiovasculares. Además de contribuir a reducir la presión arterial, la chirimoya posee ácido fólico, una vitamina que reduce el riesgo de sufrir ictus o un infarto de miocardio. Lo ideal, en este caso, es consumir la pulpa batida con naranja o con piña.

Es buena para las dietas infantiles, ya que es rica en hierro, en fósforo, en calcio y en vitaminas del grupo B, esta dulce fruta de otoño mejora el rendimiento escolar de los niños y, entre horas, actúa como una excelente reconstituyente natural. Si el niño es pequeño, ten la precaución de retirar las semillas de su interior para prevenir un posible atragantamiento. Servido de esta forma, la tomará con la misma facilidad con la come un flan.

La chirimoya está lista para su consumo cuando el color de la cáscara pasa del verde oscuro al verde amarillento y la piel está suave a su tacto. Y para apreciar su sabor y su cremosa, es preferible comerla a temperatura ambiente.

Imagen | Bomee

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...