Las canas, ¿por qué salen?

las-canas-por-que-salen

Y es que esta decoloración del cabello, es una de las grandes preocupaciones que tienen muchos hombres y mujeres. Lamentablemente para aquellos a quienes no les gusten, las canas son irreversibles y dependen en la mayoría de las ocasiones de procesos hereditarios.

Como normal general, con el paso del tiempo el mecanismo biológico encargado de pigmentar la cabellera deja de funcionar y, con él, desaparece el tinte natural del pelo. La calidad del pelo también disminuye a medida que transcurre el tiempo. La falta de brillo, los cambios en el grosor y su falta de flexibilidad son características propias de este cambio. Todo ello puede llevar a la caída del cabello, algo que contradice la creencia que asegura que las canas no se caen.

Nuestro cabello adquiere su pigmentación gracias a la melanina, el pigmento responsable de la coloración de nuestro cabello y de nuestra piel. La ausencia de melanina se asocia con enfermedades de despigmentación como el vitíligo, y lógicamente con la aparición de canas. Se ha observado que con el tiempo éstos pierden una enzima que se encarga de destruir el peróxido de hidrógeno convirtiéndolo en agua o en oxígeno. Al estar ausente el peróxido de hidrógeno comienza a acumularse, y aquí es donde empiezan los problemas.

Pese a lo dicho, lo cierto es que también existe un reducido número de casos en los que la canicie se da de forma prematura, en individuos caucásicos que aún no han cumplido los 20 años. Estas canas precoces obedecen, en la mayoría de los casos, a un origen hereditario. Sin embargo, en ocasiones, el proceso prematuro de decoloración del cabello puede ser un indicio de la presencia de enfermedades como la anemia perniciosa o el hipotiroidismo -relacionadas con la falta de la vitamina B-12-.

Pese a lo inevitable del proceso de la canicie, existen una serie de soluciones cosméticas llamadas a reducir el impacto de las canas. En este sentido, firmas de estilistas recomiendan el uso de champús específicos para cabellos grises, que actúan devolviendo la pureza al color blanco. Ahora bien, cuando las canas ya ocupan al menos el 50% de la superficie del pelo, no queda otra solución que los tintes permanentes que, en la mayoría de los casos, contienen productos químicos que utilizados incorrectamente, en exceso o sin control, pueden perjudicar la salud capilar e, incluso, provocar reacciones alérgicas en la piel.

Imagen | Mario Pleitez

En Centro Mujer | ¿Conoces el síndrome de María Antonieta?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...