Mesoterapia corporal: Guía para entender esta operación estética

La mesoterapia permite introducir en la piel sustancias químicas que produzcan cambios estéticos en nuestro cuerpo. Analizamos las operaciones más habituales en la figura.

mesoterapia aguja

La mesoterapia corporal es una de las fórmulas para conseguir modelar el cuerpo y lograr una mayor hidratación y nutrición en determinadas zonas bien delimitadas. Al igual que otros tipos de mesoterapia, como la mesoterapia facial, puede tener otros fines que no sean los estéticos aunque generalmente cuando se utiliza el término se hace ligado a la medicina estética. La operación de mesoterapia corporal consiste en introducir compuestos químicos de diversa índole y con distintos beneficios en el interior de la piel.

Existen diferentes compuestos que se utilizan para la mesoterapia corporal aunque la mayoría de ellos están enfocados a hacer que la piel sea más tersa, tenga menos imperfecciones, así como a eliminar la falta de hidratación o pequeñas manchas que han aparecido en distintas zonas del cuerpo. Al aplicarse directamente sobre la zona afectada con agujas, puede decirse que la técnica no ocasiona grandes complicaciones y que no tiene un postoperatorio complejo. Eso sí, debes considerar que ha de ser un profesional el que te la haga por varias razones. Algunas de las más relevantes las analizamos a continuación.

La mesoterapia corporal: una operación solo para profesionales

La cirugía estética en todos sus ámbitos resulta realmente costosa. Por esa razón, para muchos es importante apostar por las soluciones que tienen un menor coste. Sin embargo, ello puede conllevar muchos riesgos. Si bien cuando hay un quirófano de por medio son pocas las mujeres que se atreverían a hacerse una operación fuera de una clínica especializada, en el caso de la mesoterapia corporal podría darse la impresión de que el riesgo es mucho menor. Aunque es verdad que la no necesidad del uso de bisturíes ni de salas previamente desinfectadas reduce los riesgos, también es verdad que no son tan pocos como podría parecer a simple vista.

De hecho, ten en cuenta que cuando te sometes a la mesoterapia corporal lo que estás haciendo es introducir sustancias químicas en el interior de tu piel. Esas sustancias químicas actuarán de determinada manera y cambiarán tu organismo. Elegir aquellas que no son adecuadas para los resultados que persigues, o utilizar dosis que no se ajustan a lo que se pretende lograr puede resultar realmente complicado. De hecho, podría producirse una intoxicación, podrías salir de allí sin ningún resultado, o podrías ver como tu cuerpo muestra reacciones nada favorables. De la mano de un profesional todo esto no ocurrirá, y en caso de que se produzcan reacciones alérgicas (son los mayores efectos secundarios que puede producir esta técnica) sabrá cómo actuar en cada momento para que no desencadenen en un problema grave.

¿Segura que todavía tienes en mente llevar a cabo una operación de mesoterapia corporal en clínicas no especializadas o de la mano de profesionales no titulados?

Riesgos de la mesoterapia corporalmesoterapia corporal

La mesoterapia corporal, como cualquier otra terapia en la que se aplican sustancias químicas, también tiene riesgos. La mayoría de ellos se concentran en los efectos secundarios de los productos que se inyectan en la piel, en las molestias ocasionadas por la inyección en sí misma y en las reacciones alérgicas que el cuerpo podría sufrir ante la aplicación de determinados productos. En la mayoría de los casos, los efectos que tienen que ver con las reacciones a los productos químicos pueden ser minimizadas con un estudio previo del paciente en el que se asegure que no tiene ningún problema con las sustancias que se le administrarán por la vía de la mesoterapia. Sin embargo, en algunas ocasiones, el cuerpo reacciona a ellas solamente después de las primeras aplicaciones. En esos casos, se debe suspender por completo el tratamiento que se está siguiendo y procurar buscar el consejo del especialista que te ha atendido para intentar minimizar estos efectos.

Respecto a los efectos secundarios que se producen minutos y horas después de la administración de la mesoterapia cabe destacar que al tratarse de una operación tan localizada en un punto concreto, en la mayoría de los casos se reducen a rojeces o a pequeños moratones producidos por la aguja. Sin embargo, apenas pueden durar un par de días. Muchas mujeres sienten adolorida la zona, pero no se trata de un dolor grave y apenas se mantiene durante unas horas después de la aplicación del tratamiento.

La escasez de los efectos secundarios de la mesoterapia corporal cuando la comparamos con otros métodos de cirugía estética que pueden tener idéntico resultado es lo que hace que se convierta en una de las técnicas más solicitadas por aquellas pacientes que sí quieren mejorar su cuerpo, pero que no están dispuestas a someterse a una operación de cirugía en la que se requiera el quirófano y todo el postoperatorio que ello supone. También para muchos médicos resulta mucho más sencillo llevar a cabo procedimientos mediante estas técnicas que utilizar aquellas más invasivas y con mayores problemáticas para la salud.

La celulitis: el gran objetivo de la mesoterapia

Antes de someterte a una operación como la mesoterapia corporal, es probable que hayas probado toda una serie de dietas y de ejercicios para conseguir reducir la celulitis. De hecho, esta acumulación de grasa que ocasiona el efecto de piel de naranja es uno de los motivos que más veces se mencionan en este tipo de operaciones. No se trata de algo casual, sino más bien todo lo contrario. De hecho, ciertos compuestos que se utilizan en mesoterapia permite atacar directamente la causa de la celulitis y ponerle fin.

En todo caso, si intentas acudir a la mesoterapia corporal como la primera vía para deshacerte de la celulitis de algunas zonas de tu cuerpo es muy probable que el profesional que te atienda te recomiende previamente pasar por la dieta y ele ejercicio. Aunque la mesoterapia corporal no sea una operación invasiva y apenas tenga efectos secundarios, no deja de tener ciertos riesgos y supone introducir en el organismo sustancias químicas que no le son propias. Si puedes resolver tu problema estético por vías más naturales, siempre será mejor. Si no es el caso, entonces recuerda siempre contratar a profesionales que te aseguren el mejor servicio y una atención continuada tras llevar a cabo este proceso de mesoterapia.

¿Continúas convencida de que la mesoterapia corporal es la mejor opción para mejorar tu figura? Recuerda que actualmente existen muchas otras técnicas de medicina estética sin bisturí que también te podrían interesar y que puede que sean más adecuadas para tu problema concreto. Para saber todo esto, muchas clínicas ofrecen una primera visita gratuita en la que te orientan acerca de los tratamientos disponibles para conseguir el resultado final que estás buscando.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...