Mima tu piel sensible

mima-tu-piel-sensible

La piel posee una estructura muy compleja y tan sensible que a la menor se ve afectada, por ello no hay que descuidarla y darle los mimos y cuidados que se merece y sobre todo si estamos hablando de una piel sensible.

No hay franja de edad para hablar de sensibilidad en la piel, puede ser heredada o haberse adquirido a base de imprudencias o por la edad. De cualquier modo la piel sensible es aquella que presenta un aspecto fino, claro, frágil, seco y de cierta transparencia.

Reacciona fuertemente a los cambios internos y a los del entorno. Si se tiene la piel delicada, cualquier circunstancia puede convertirla en sensible. Las causas que el sistema nervioso se altere produciendo rojeces, eczemas, granitos. Por lo tanto a parte de mimar la piel, hay que controlar el sistema nervioso.

Para ello, hay que procurar relajarse utilizando técnicas sencillas y fáciles, además de aplicar a la piel productos refrescantes, relajantes y calmantes. La manzanilla y la avena, a veces hacen auténticos milagros.

Por el contrario, la piel alérgica es fácil de identificar por ser una piel muy fina y frágil. A veces tiene plaquitas rojas o diminutos granitos que en ocasiones pican. Cuando esto ocurre suele ser porque se tiene el sistema inmunitario alterado y reacciona al contacto con alguna sustancia. Para solucionarlo hay que acudir a un dermatólogo para descubrir el agente que causa la alergia. Puede ser un perfume, un cosmético, etc.

También puede suceder que las pieles reactivas reaccionen a cualquier agente atmosférico y las irrita porque tienen poca grasa protectora para defender y evitar la deshidratación para ello se aconseja utilizar productos suaves. Cremas protectoras de día y nocturnas especificas para pieles reactivas.

Imagen | dinamicpeluqueria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...