Mima tus uñas

Unas uñas rotas o unas cutículas secas pueden deslucir tu aspecto. Una de cada dos mujeres confiesa que la zona de su cuerpo que tiene más olvidada son las manos. Por lo tanto rompe con esta tendencia y luce unas uñas de impacto, sanas y bien cuidadas con unos sencillos consejos fáciles de aplicar. Y es que las uñas aunque algunas veces son las más olvidadas en cuanto a cuidados con una serie de precauciones, tus uñas acapararán todas las miradas.

Cuando las uñas tienden a astillarse o romperse a capas, los expertos aconsejan usar el cortaúñas. El mejor momento para cortarlas es después de la ducha, ya que el vapor de agua las reblandece.

La apariencia de las uñas es importante por eso tienen que estar bien limadas y pulidas. Algo en apariencia sencillo como el limarlas o pulirlas puede convertirse en una agresión. Para evitar que se rompan, es importante utilizar una lima de cartón o de vidrio templado y realizarlo siempre en eco y en una sola dirección. El pulidor les saca un brillo espectacular, pero no conviene abusar de él.

Las cutículas tienen que ser invisibles. Mantenerlas suaves masajeándolas con un ablandador de cutículas y utilízalo, cada vez que te hagas la manicura, un exfoliante específico. Tras su aplicación, retíralas hacia atrás con un palito de naranjo. Aunque el primer impulso sea cortarlas, contrólate. Lo único que conseguirás es que crezcan más fuertes y de forma más desordenada.

Por supuesto tienen que tener la máxima hidratación. En el mercado, encontrarás lociones hidratantes ideadas para el cuidado de las manos y las uñas. Al cabo de pocos días, te las notarás no sólo más protegidas, sino también más bonitas y brillantes.

También las puedes proteger de modo natural como puede ser con el aceite de argán. Sobre todo si las notas débiles y quebradizas. Masajéalas cada noche con aceite de argán o de germen de trigo, de efecto fortalecedor. Concentran tal cantidad de vitamina E que refuerzan la matriz de la uña, donde se fabrican las nuevas células de queratina.
Por otro lado el aceite de jojoba es una loción que suaviza las cutículas más rebeldes de forma espectacular.

El aceite de almendras si tienes las uñas duras y poco flexibles que se te rompen al cortarlas, sumerge los dedos 2-3 veces por semana en un bol con agua tibia y dos cucharadas de aceite de almendras dulces, y verás como las tienes más flexibles.

Imagen | daquellamanera

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...