Perder peso sin ponerse a dieta

Si estás cansada de controlar todo lo que comes, de privarte de las cosas que gustan y de no bajar ni un gramo, sigue estos trucos y empezarás a bajar de peso rápidamente, también son válidos aunque no tengas sobrepeso, ya que igualmente te ayudarán a mantenerte y a cuidar tu salud.

Cuanto más tengas en el plato, más comerás, así que reduce las raciones y come más veces al día, se recomienda cinco veces. Si es necesario, utiliza platos más pequeños y disfruta de la sensación de levantarte más ligera de la mesa.

El pescado y las verduras. Ambos son alimentos saludables y bajos en calorías, así que procura que este sea tu menú muchas veces a la semana. Si el pescado es azul, mejor aún, protegerá tu corazón y tus arterias. Y que los vegetales sean también el acompañamiento del resto de tus platos principales.

Las legumbres son importantes, tómalas un mínimo de tres veces a la semana y tu índice glucémico estará bajo control, reduciendo la sensación de hambre y aportándole a tu organismo nutrientes de alta calidad y fibra. Tus intestinos funcionarán mejor y, si las cocinas sin grasa, te aportarán muchos beneficios.

Descarta el azúcar blanco ya que es uno de los peores enemigos para mantener la línea. Y no sólo el que te echas a cucharadas en el café sino el que se añade a fiambres, conservas, panes, yogures y muchísimos otros productos. Sustitúyelo por azúcar moreno, sirope de agave o miel.

Toma frutos secos ya que son un tentempié perfecto entre horas, sobre todo cuando necesitas un extra de energía. Pero tiene que ser naturales, sin tostar, sin azúcar u otros aditivos que no sólo añaden calorías innecesarias sino que dificultan su digestión. Las nueces son excelentes para el corazón y las pipas de calabaza contienen mucho calcio y hierro.

Imagen | mujeractiva

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...