Piel sensible, cómo tratarla

piel-sensible-como-tratarla

La piel sensible no se cura, es decir, no deja de serlo porque se siga un tratamiento específico. Sin embargo, si se emplean los cosméticos faciales y corporales adecuados se puede evitar se irrite y devolver el confort a la piel.

Para el rostro y el cuello es preferible uses el maquillaje que se retira sin agua, bien en crema o leche. Aplícalo con movimientos suaves para no alterar la piel. Para la limpieza utiliza agua termal en vez de tónico.


A diario usa una hidratante protectora y calmante. Si en invierno la piel se seca, aplica por la noche una emulsión reparadora y nutritiva que refuerce la cohesión de las células de la epidermis.

Para el cuerpo evita las duchas con agua caliente así como las saunas prolongadas. Sustituye el gel de baño por una fórmula más suave o un aceite para el baño. Para conseguir una ligera exfoliación, usa una esponja natural en lugar de guantes de crin. Y no te olvides de aplicar una loción corporal para pieles sensibles.

Por otro lado si notas tirantez en el cello cabelludo, lava el pelo con agua tibia y usa un champú sin sulfatos o de usa frecuente. Mantén hidratada la piel haciendo penetrar bien la mascarilla y aclara con abundante agua tibia.

Los tintes de oxidación o permanentes suelen contener colorantes químicos y amoníacos, que pueden causar picor o irritaciones. Evítalo con tintes naturales o al menos que lo incluyan.

Imagen | Doctoresponde

Más en CentroMujer | Cutis uniforme con aceite de girasol

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...