Plan rejuvenece tu imagen

No importa la edad, la diferencia está en la forma de conservarte para aparentar menos edad. Un buen maquillaje, renovar tu cabello y cambiar incluso de estilo, serán las claves para rejuvenecer tu imagen sin grandes esfuerzos.

crema

Siempre he dicho que mantenerse joven es una cuestión más de actitud que de la infinidad de ‘potingues’ que puedan existir en el mercado, nos ayudan pero no hacen milagros y más si no te aplicas los adecuados a tu edad, mayormente a partir de los 40 hay que tener cuidado. Los signos de edad e incluso las arrugas son inevitables y ya puedes tener todo un arsenal de cosméticos si en el fondo no sabes aplicarlos.

El maquillaje disimula esas manchas que comienzan a salir por el rostro, para ello procura aplicarte cremas fluidas  con acabados luminosos, nunca te pongas  maquillaje en exceso porque conseguirás el efecto contrario. Las cremas reafirman siempre y cuando te las apliques dos veces al día, y los iluminadores nos devuelven la luz al rostro siempre que esté bien difuminado. Y aún así con esto, no es suficiente para rejuvenecer tu imagen.

Las mujeres cuando llegan a cierta edad en la cual comienza a ser consciente de los años que van cumpliendo optan por un cambio de look. Pero no todo vale. Tiene que ser un cambio acorde con la edad, una media melena desfilada y los cortos de líneas suaves, transmiten vitalidad y dinamismo.  Si incluyes un flequillo recto y desfilado, a parte de disimular las arrugas de la frente, aportarás a tu peinado un aire más desenfadado y suavizará la expresión de tu rostro. Aunque hay que saber elegir los tonos. Para ello, nada como los tonos cálidos: rubio dorando, miel, castaño claro, caoba, etc. Y si a tu melena le aplicas unas mechas, te quitarán muchos años de encima.

No hay que perder de vista la línea, a partir de los 40 es la edad en la cual cuesta más mantener el tipo, no obstante si en alguna ocasión quieres marcar tipo, lucir vientre plano o alzar el trasero, nada como la ropa reductora o la lencería moldeadora, una maravilla de prendas que disimula lo que ‘sobra’ y nos evitará morir en el intento por llevar prendas ajustadísimas marcando tipo. Si no eres seguidora de los complementos y bisutería, puedes cambiar de estilo. Un pañuelo vistoso disimula las arrugas del cuello, unas pulseras XXL estilizan los brazos y unos pendientes brillantes, iluminan la piel del rostro.

De cualquier modo a la hora de rejuvenecer la imagen es cuestión de gustos y confiar no solo en la cosmética también en ese cambio de actitud, porque lo importante no está solo en lo que se ve.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...