¿Por qué salen las estrias?

Las estrías aparecen por diversas causas relacionadas con la piel y pueden afectar más o menos a nuestro organismo. Conoce las causas, formas de tratarlas y métodos más recomendables

estrias aparicion

Seguramente lo que nos hemos planteado hoy como título de nuestro artículo sea la gran pregunta del millón: ¿Por qué salen las estrías? Puedes estar segura de que la resolveremos, pero antes de pasar a eso creo que hay que entender exactamente lo que son. A partir de ahí, vamos a descubrir por qué aparecen, qué puede provocarlas, los tipos de estrías que hay y, también, los remedios que puedes aplicar en algunos casos para deshacerte de ellas.

Cuando hablamos de una definición de andar por casa de las estrías podríamos decir que se trata de esa especie de cordones generalmente de color rosado o violeta que vemos por debajo de la piel, como si se tratase de una vena pequeña. En realidad, aunque sigamos definiéndolas así, las estrías no tienen nada que ver con las venas, ni con la sangre, sino que son una demostración de que algo no ha ido bien en nuestra dermis. A continuación te explicamos qué son las estrías, pero con la definición de las de verdad dejando a un lado las maneras populares que usamos para definir cosas bastante comunes.

¿Qué son las estrías?

Las estrías son literalmente una muestra de que la piel que las tiene ha sufrido una rotura en el pasado de la cual no se ha recuperado. Las capas medias y profundas de la piel pueden estirarse fuertemente debido a varios procesos de nuestras vidas: aumento de peso, embarazo, pubertad,… Cuando se produce este cambio brusco, la piel se debilita, y en las zonas en las que se ha roto el tejido se forma una cicatrización rápida que no es regeneración, sino que indica que algo no ha ido bien. Sin embargo, las estrías y los colores que tienen pueden indicarte hasta qué punto se trata de algo que todavía tiene remedio o, de piel que ha cicatrizado del todo y por la que ya no circula la sangre.

estrias piernas

Tipos de estrías

Las estrías según los colores que presenten pueden ser de distintos tipos. Aunque habría que tratar casi por separado a las estrías de color violeta que sufren aquellos que liberan mucho cortisol, en los demás casos, el tono de la estría va a marcar si el proceso de rotura todavía mantiene circulación sanguínea o no. Si la estría es amarronada o rojiza, todavía hay circulación y la piel no se rompió del todo. Cuanto más rosácea y blanquecina sea, menor es la posibilidad de que en esa zona siga circulando la sangre.

Causas de las estrías

Aunque las estrías, por todo lo que hemos dicho hasta ahora pueden aparecer de forma natural en los diferentes procesos por los que pasamos de nuestras vidas, sí que es verdad que hay más opciones de sufrirlas si se tiene la piel menos preparada para esfuerzos que sino. Además, muchos especialistas aseguran que las hormonas tienen mucho que ver en el proceso de formación de estrías. Prueba de ello es que en la mayor parte de los casos aparecen, además de en procesos en los que la piel se estira, en momentos en los que las hormonas están descontroladas. El embarazo y la pubertad son buenos ejemplos de ello.

También existen enfermedades, concretamente el Síndrome de Cushing que producen estrías. Esto se debe al exceso de cortisol en la sangre, y estas estrías son diferentes a las que conocemos popularmente y por las que probablemente hayas llegado hasta aquí.

Y ¿qué puedes hacer para que no te salgan estrías? Por lógica, no puedes evitar crecer en tu época de pubertad, ni tampoco quedarte embarazada si lo deseas. Sin embargo, sí que es verdad que en muchas ocasiones las estrías aparecen por no cuidar la línea y por no cuidar la piel. Por lo tanto, asegúrate de que tu piel está hidratada y nutrida, y que sigues una alimentación equilibrada que no incluye dietas con un alto grado de efecto yo-yo. La pérdida rápida de peso y su recuperación debilitan a la piel y hacen que aparezcan estrías que en este caso, sí que podrías haber evitado.

Remedios caseros para las estrías

estrias

Creo que está de más decir, al menos si has leído todo nuestro artículo hasta el final, que hay estrías que no van a desaparecer por muchas cosas que hagas. De hecho, creo que si las tienes y te preocupan, lo más sensato hubiera sido haberlas prevenido tal y como te explicamos en el apartado anterior. Pero como de momento no han inventado una tecnología que nos permita dar marcha atrás en el tiempo, tocará tomar nota de algunos remedios que pueden ayudar a recuperar la piel, o al menos, a que no sean tan llamativas visualmente. Todos los que te mostramos a continuación son completamente naturales, y por lo tanto, no te causarán ningún daño.

  1. Zanahorias: si se hace una pasta con ellas añadiendo aceites o incluso yogur, se puede conseguir una crema casera con alta cantidad de vitaminas que nuestra piel necesita. Esa nutrición e hidratación podría ayudar a recuperar la dermis que ha sufrido daños y que por esa razón muestra las estrías.
  2. Aceite de almendras: tiene un alto potencial hidratante y nutritivo para nuestra piel. Por esa razón en muchos de los ungüentos que se venden para las estrías nos lo encontramos como un ingrediente activo.
  3. Aloe vera: el aloe vera es reconocido por todas las propiedades positivas que tiene para la piel. En ese sentido, como las estrías son por todo lo que hemos explicado una dolencia de la dermis, podría venirte muy bien a la hora de tratarlas aplicando sobre las zonas afectadas.
  4. Cremas con aguacate: la gran cantidad de ácidos grasos que tiene esta fruta es lo que hace que sea especialmente recomendable en el tratamiento de estrías. Por esa razón, cualquier crema que puedas preparar en casa podría ayudarte a que esa zona, que sabes que está dañada se recupere, al menos, en parte.

Si vas a comprar alguno de esos tratamientos que dicen que eliminan las estrías de forma mágica, deberías tener en consideración todo lo que te acabamos de contar sobre ellas y preguntarte a ti misma ¿de verdad puede haber una fórmula mágica que elimine este problema que tiene que ver con la rotura de la piel? Probablemente tu respuesta sea no, y a partir de ahí, aunque sigas pensando que quizás te ayude a hacerlas menos visibiles, tus expectativas estarán más cerca de la realidad que nunca, y no te llevarás una desilusión cuando veas que, quizás, no puede con una de esas estrías que te traen de cabeza.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...