Recogidos, moños y coletas: cuidados a seguir y precauciones para no dañar el cabello

Las coletas y los recogidos pueden ser fantásticos ahora que llega el verano. Sin embargo, si no sigues ciertos consejos podrían terminar por estropearte del todo el cabello.

coleta

Cuando llega el verano, llegan también los cambios más radicales de peinados, y los cuidados más extremos del cabello para mantenerlo sano y con vitalidad. En este caso queremos hablarte precisamente de los que más se llevan no solamente porque se trate de tendencias de moda, sino también porque son realmente cómodos. Nos referimos a los recogidos, bien completos, bien con colas de caballo o bien utilizando los nuevos accesorios que permiten conseguir el máximo volumen aún teniendo el pelo fino o poco cabello. Sin embargo, aunque pueda parecer lo más fácil del mundo poder tener un peinado bonito en un periquete, abusar de recogidos y de coletas puede resultar fatal a tu cabello. A continuación te explicamos los porqués y cómo puedes evitar que esta práctica estropee tu pelo. ¿Te animas a descubrirlo?

Recogidos, moños y coletas

Aunque las tendencias en realidad van cambiando, lo cierto es que en todos los casos el verano es la época ideal para sacarlos a relucir. La comodidad que suponen para las largas melenas que dan un calor insoportable, así como la facilidad para arreglarlo para ir por ejemplo a la playa o a tomar algo de terrazas como se suele hacer en verano, es indiscutible. Las modas de estos van cambiando y este año parece que vuelven las colas de caballo, aunque algo más bajas que las del año pasado, y el recogido rosco se sigue llevando al máximo, con lo que habrá que recuperar los que te enseñamos a hacer o apostar por el original de Claire´s o las copias baratas de Primark o H&M.

¿Por qué pueden los recogidos estropear el pelo?

Para muchas de nosotras no tiene sentido que los recogidos, las coletas, o el mero hecho de atarnos el pelo pueda estropearlo. Pero si nos paramos un momento a pensarlo descubriremos que en realidad se trata de algo lógico. Cuando nos recogemos el pelo, tiramos de éste hacia atrás de una manera bastante brusca, y aunque tengamos cuidado con él, esa posición tirante se mantiene durante todo el tiempo que estemos con el pelo recogido. En un cabello fuerte y sano, hacerlo de vez en cuando y siguiendo los consejos que vamos a enumerar a continuación, no debería suponer ningún problema. Sin embargo, si nuestro pelo no está en las mejores condiciones, bien porque no está lo suficientemente nutrido e hidratado, o porque más bien no hemos cuidado lo bastante de él aplicando tintes y calor, entonces tendremos que apostar solo con mucha precaución por esta clase de peinados.

Cuidados a tener en cuenta para evitarlo

Las colas de caballo, a pesar de ser uno de los recogidos más fáciles de hacer, cuando son muy altas, resultan perjudiciales incluso para un cabello sano. En la medida de lo posible evita completamente su uso, o al menos apuesta por llevarlas pocas veces y poco tiempo. Si no puede ser, entonces tensa menos el cabello y haz que esté un poco más abajo de lo habitual. Tu pelo te lo agradecerá profundamente.

El cabello mojado se lleva muy mal con los recogido. De hecho, no deberíamos nunca recogernos el pelo cuando tenemos que esperar a que se seque. Podemos caer en el error más grave, que no es otro que el de que se nos pudra el pelo por exceso de humedad. Al recogerlo, el cabello se seca a trozos, y hace que la humedad se concentre en determinados puntos en los que no se termina de secar bien del todo, y el pelo absorbe esa agua, produciéndose este efecto que a la larga nos hará pasar por peluquería a darle un buen corte. Así que si has de recogerte el pelo, que sea siempre con él seco, y si lo haces en mojado, ten en cuenta las consecuencias que puede tener.

Para dormir, mejor con el pelo suelto. Pasamos muchas horas en cama, y en realidad, durante todo ese tiempo estamos provocando fricción en el pelo. Con ello quiero decirte que si te lo recoges, puede que la tripliques, según la postura del día, y al final, las consecuencias serán evidentes. la rotura es la más común de ellas, pero suele haberlas más graves como por ejemplo que acabes con el cuero cabelludo muy debilitado y con un volumen de cabello muy inferior al que tienes ahora. ¿De verdad crees que va a compensarte?

Si sigues todos estos consejos no hay problema por utilizar recogidos, coletas o moños de vez en cuando, aunque si quieres tener el cabello largo, que sea para lucirlo e ir combinándolo con peinados de este tipo para que el pelo pueda de ese modo mantenerse siempre sano, y no tenga que continuamente estar tirante y sufrir las consecuencias de ello. Así que mejor, vamos alternando para no tener ningún tipo de problema.

Imagen: Vacacion

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...