Si la grasa se te aposenta en caderas, glúteos y piernas

si-la-grasa-se-te-aposenta-en-caderas-gluteos-y-piernas

Es como una regla matemática si aumentas de peso subes una talla de pantalón y si te pones a régimen, pierdes peso en otras zonas que no lo necesitas, con lo cual hay que saber llevar una dieta acorde a las grasas localizadas. Por ejemplo la grasa que se deposita en la mitad inferior del cuerpo es especialmente resistente a las dientas de control de peso, pero no es imbatible.

La causa puede estar en un aumento hormonal, la mayoría de las mujeres en edad fértil acumulan los excesos en las caderas, el trasero y los muslos. Los kilos de más también tienen a instalarse en estas zonas en personas con metabolismo lento.


Para abordar directamente esta tendencia a coger kilos localizados, es aumentando el consumo de proteínas como carne magra, pescado y huevos, reduce las grasas en los embutidos, lácteos enteros, salsas y bollería. Ya que las proteínas a parte de saciar más al estómago son el macronutriente cuya digestión requiere de un mayor gasto calórico.

Por lo tanto las dietas drásticas de pérdida de peso dejando de comer alimentos imprescindibles no te reportarán muchos resultados. Comienza el día con una ración de alimentos proteicos y otra de vegetales. Elige la fuente de proteínas más ligeras como el pollo, pavo, conejo, piezas de magra de carne roja, merluza, bacalao, calamar, pulpo y leche desnatada, queso sin grasa, huevos etc.

Tu metabolismo irá a cien si realizas cinco comidas al día en lugar de tres. Recuerda por otro lado, que nuestro motor interno se vuelve más perezoso y quema menos energía a medida que avanza el día, así que nada de dulces o snacks saldados desde las cinco de la tarde en adelante.

Controla el estreñimiento y la mala circulación ya que estos tienden acumular líquidos y toxina de la cintura para abajo. Bebe al menos 2 litros de agua al día, infusiones naturales, caldos desgrasados, sopas, refrescos light, etc.

En cuanto al deporte adecuado para elevar el trasero y definir las curvas entre las nalgas y los muslos va bien haciendo bicicleta, spining y step, a efecto, subir y bajar escaleras. Ayuda a reducir volumen de los glúteos y a fortalecer los músculos, las famosas sentadillas que se realizan flexionando las piernas como si fueses a sentarte en una silla manteniendo la espalda recta y los brazos estirados.

Imagen | Lanuevaeconomia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...