Tatuajes en la espalda: sigue la moda

Los tatuajes en la espalda son una de las mejores fórmulas para presumir de tener uno de ellos sin tener que renunciar a aburrirte de él por verlo demasiado a menudo o a los problemas que causa en algunas profesiones.

tatuajes en la espalda

Hacerse un tatuaje sigue estando de moda. Aunque es verdad que cada vez es menos común ver a personas que los llevan por todo su cuerpo, tener uno con un significado especial en alguna zona que no esté tan a la vista como pueden ser los tatuajes en la mano o los tatuajes en el brazo sigue siendo algo que está en alza. De hecho, todo ello tiene algunas ventajas que vale la pena analizar, sobre todo si estás dudando entre tener uno de esos elementos en una zona más o menos visible de tu cuerpo. Hoy queremos hablarte en concreto de los tatuajes en la espalda.

Los tatuajes en la espalda pueden tener los mismos motivos que cualquier otro tatuaje y, además, al tratarse de una superficie bastante amplia se puede jugar en muchos sentidos con el tamaño de la creación. La espalda es una de esas zonas que son muchos los que eligen para llevar tatuajes, y además de lo estético que pueda resultar o de la tendencia que pueda llevarse, hay más motivos para que esto sea así. A continuación te damos algunos de ellos que probablemente te animarán a hacer cuánto antes ese tatuaje y disiparán algunas de tus dudas más frecuentes.

Pros de los tatuajes en la espalda

  1. Aunque en un principio la idea de hacerte un tatuaje te resulte realmente interesante, con el paso de los años va a ser cada vez más complicado verlo continuamente. Puede llegar a aburrirte por muy convencida que te encuentres de la decisión. En ese sentido, los expertos en el tema siempre recomiendan hacerse los tatuajes en zonas que no tengas a la vista continuamente, y la espalda es una de ellas.
  2. Por otro lado, hay zonas más complejas que otras para llevar tatuajes. Factores externos como el sol directo, o estar continuamente en contacto con el agua y otras sustancias pueden dificultar la curación del tatuaje y fomentar infecciones y otras dolencias de la piel. En ese sentido, la espalda, salvo por el hecho de que es una zona poco accesible para hacer las curas, va casi siempre cubierta con lo que resulta más sencilla su curación y mantenerla alejada de estos factores que pueden perjudicarte.
  3. Los tatuajes en la espalda también tienen la ventaja de que se encuentran en una zona que no se expone generalmente como las manos. Por esa razón será más sencillo evitar cualquier problema con ellos, tanto en el proceso inicial como en el caso de cuando lo tengas ya curado. Además, precisamente este factor hace que la tinta, siempre que sea de buena calidad, pueda durar mucho más tiempo intacta.
  4. Algunos trabajos no toleran los tatuajes. Si lo tienes en la espalda es muy probable que puedas ocultarlo fácilmente sin tener este tipo de problemas.

Tendencias de tatuajes en la espalda

Aunque hubo una época en la que los tatuajes de color estaban a la última moda, y luego hubo otra en la que se pasó directamente a un blanco y negro total, a día de hoy, al menos en la solicitud de tatuajes realizados de forma exclusiva en la espalda, conviven los dos modelos. Hay que tener en cuenta que las tintas de color han mejorado mucho su calidad y que, además, el resultado es mucho menos llamativo si se lleva en una zona que solo permanece a la vista en ciertas ocasiones. De todos modos, el blanco y el negro continúan siendo los preferidos para muchos de los que aún dudan de tener o no un tatuaje en la espalda y de que pueda ser demasiado exagerado en cuanto a los tonos utilizados. Particularmente, me decanto por los monotono porque además, suelen exigir menos retoques que aquellos que tienen muchas tintas.

letra espalda

Respecto a los diseños que se utilizan en los tatuajes de la espalda, hay muchas opciones. Sin embargo, las hadas, los símbolos y los tribales siguen estando a la última. El hecho de que haya bastante superficie y se pueda elegir entre tenerlo en medio de la columna, a los laterales o en la parte inferior del torso, hay muchos tamaños diferentes y formas que se adaptan a tu propio gusto. Sin embargo, hay una tendencia que se ha ido consolidando especialmente en los últimos años y que hemos visto ya varias veces en el mundo de la moda. Se trata de los mensajes que dicen mucho sobre ti, sobre tu filosofía de vida, o que simplemente resumen en una frase un momento que quieres inmortalizar en tu piel. Si recuerdas el artículo en el que te hemos hablado de las camisetas con mensaje y del boom que están teniendo en las tiendas de moda, por ahí irían los análisis.

Eso sí, si eres de las que te vas a apuntar a una de estas tendencias, recuerda que, aunque el tatuaje se puede borrar, no es un proceso sencillo. Por esa razón, deberías considerar que el mensaje que escribas en tu piel realmente te represente o te recuerde a algo que quieres realmente recordar hoy, pero también mañana. Aunque a veces esto es imposible de predecir, en la mayor parte de los casos de tatuajes que más tarde fueron un error, pensarlo dos veces hubiese solucionado el problema. Así que mejor, antes de acudir al centro especializado, re-piénsalo.

El proceso del tatuaje en la espalda

Hacerte un tatuaje en la espalda incluye, como con cualquier otro tipo de tatuajes acudir a un centro especializado. En realidad, aunque a día de hoy estamos mucho más concienciadas de los peligros que supondría hacerlos sin certificaciones ni las medidas higiénicas adecuadas, siempre conviene recordarlo. Respecto al dolor que produce un tatuaje en esta zona, depende mucho de donde elijas ponértelo. Recuerda que el tatuaje duele más donde hay hueso y que, por lo tanto, si los tuyos están más cerca de la piel como en la zona vertebral o del omóplato, te dolerá más. Sin embargo, los costados son zonas bastante sensibles para muchas personas y podrías tener problemas al hacértelo.

Los tatuajes en la espalda se repasan unas tres veces con la aguja y es habitual que la segunda y la tercera pasada duelan más que la primera porque la piel empieza a notar las agujas sobre la zona más lastimada. En todo caso, es algo que se puede soportar y que luego solo requiere de cuidados ambulatorios relacionados con la aplicación de cremas de betadine y mantenerse alejados del sol mientras la herida causada cura. A partir de ahí, podrás presumir de tu tatuaje sin más cuidados. ¿Qué dices, te atreves a hacerte ese tatuaje con el que llevas tiempo soñando?

Fotos: Ollyy / bedya / pio3 / Inara Prusakova / Alessandro Tumminello

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...