Tengo la tripa hinchada….

tripita

Seguro que en más de una coasión has terminado diciendo esta frase, ¿verdad? Y no precisamente después de darte un atracón… Y es aunque la dieta inadecuada influye en este aspecto, también los factores hormonales que tantos dolores de cabeza nos dan a las mujeres o un tránsito intestinal lento tienen mucho que ver en esto.

Cuando el agua y las toxinas se acumulan en los tejidos y estos son incapaces de eliminarlos, se produce la sensación de «tripa hinchada» (que es más común en la época premenstrual, debido al desequilibrio de estrógenos y progesterona del cuerpo).

Menos mal que, por suerte, hay formas de reducir este problema. Te contamos algunas de las claves.

  • Para empezar, haz ejercicio. Además de sus muchos beneficios ya conocidos (quema calorías, estarás más ágil, ayuda a modelar la silueta…) te ayudará a que tu metabolismo sea más ágil.
  • Introduce en tu dieta alimentos que te ayuden a eliminar líquidos y toxinas: verduras como los espárragos, el tomate o las alcachofas; frutas como la sandía, la piña o el melón; pescados como la trucha o la merluza, o carnes de pollo, pavo…
  • Fundamental: bebe más agua, zumos e infusiones.
  • Disminuye el consumo de sal.
  • Incluye cereales, pan o yogures con fibra para evitar el estreñimiento.

Verás como en unos días empiezas a notar el resultado.

Foto de mysza831

En Centro Mujer| Remedios para combatir la retención de líquidos, Los beneficios del té verde

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...