Tipos de arcilla para combatir brillos en la piel

Si tienes la piel grasa, y no sabes cómo ponerle remedio, hoy en Centro Mujer hablamos de tipos de arcilla que te ayudarán a reducir esos molestos brillos en tu rostro.

arcilla

En Centro Mujer hemos hablado muchas veces de cómo tratar cada tipo de piel. De hecho, te hemos dado innumerables consejos con productos caseros para mejorar el aspecto del rostro, y hace pocos días te contábamos todos los trucos que debías tener en cuenta para lucir una tez limpia. En este caso concreto, queremos ir un poco más allá e intentar resolver el problema de los brillos de la cara con el que es un remedio milenario: la arcilla. Pero ni todas las arcillas son iguales, ni lo sabemos todo sobre ella. Así que a continuación vamos a explicarte por qué la arcilla tiene tanto éxito en los tratamientos de la piel, así como las mejores arcillas para conseguir eliminar esos molestos brillos propios de la piel grasa.

La arcilla: un remedio milenario

La arcilla ha sido utilizada desde tiempos egipcios para tratamientos relacionados con la belleza y con la salud de la piel del rostro. Sus minerales, su origen natural, y también el hecho de que es capaz de tratar dolencias realmente complejas con otros productos la han convertido en un producto estrella, tanto en usos en spas y centros especializados, como ingrediente fundamental de los cosméticos que compramos, y también como una opción a la hora de hacer tratamientos caseros.

La arcilla tiene propiedades que ayudan a regenerar la piel, que la limpian en profundidad, que le permiten hacerse con los aportes minerales más variados, y que además funciona como un potente limpiador capaz de capturar las partículas de polvo y ayudar a la eliminación de las células muertas. Aunque hay muchos tipos de arcilla, y cada uno de ellos tiene beneficios concretos para un tipo de piel, en este caso particular nos encontramos con que los más recomendables para tratar el problema de la piel grasa son dos: la arcilla verde y la arcilla blanca. Aunque otro tipo de arcilla te aportará las propiedades que acabamos de mencionar, para curar esos brillos que a nadie le gustan, no hay mejor remedio que esas dos opciones.

A continuación te explicamos cómo la arcilla verde y la arcilla blanca pueden ayudarte en esta tarea.

Tipos de arcilla

Arcilla verde: la textura de esta arcilla es claramente la más gruesa de todas. Sin embargo, esto la hace perfecta para tratar todo tipo de dolencias en la piel, como por ejemplo las relacionadas con granos y acné, y también aquellas que tienen que ver con la piel grasa. Este tipo de arcilla es el que mejor funciona para estos problemas aunque tiene otras aplicaciones como la de exfoliante, y también se le conoce por ser un potente anticelulítico.

En el caso del uso de la arcilla verde sobre la piel grasa, para combatir los brillos, lo más positivo es su doble efecto exfoliante para limpiar bien los poros de la piel y por lo tanto su tendencia grasa, así como por la posibilidad de absorber toda ésta ya en la primera aplicación. Sin embargo, el hecho de que es bastante fuerte sobre el rostro, hay que combinarla con productos hidratantes que hagan que al eliminar la grasa, se le aporte a la tez el agua necesaria.

Arcilla blanca: aunque es más conocida que la anterior en casi todos los productos cosméticos, no es tan efectiva. La mencionamos aquí no porque sea nuestra preferida, sino porque se convierte en la segunda opción más interesante en caso de que tu rostro no tolere bien la primera. De hecho, es por eso que aparece muchas más veces en los cosméticos que compramos, ya que rara vez produce reacciones alérgicas o complicaciones.

La arcilla blanca es ideal para absorver la grasa de la piel que tiene brillos. Al no ser tan agresiva, no es necesaria la combinación con productos hidratantes, aunque su textura fina no tiene el mismo efecto exfoliante de la anterior. Por ello, en caso de que quieras tener ambos efectos, es recomendable que antes de su aplicación, apuestes por un exfloiante natural que te la proporcione.

Así que si quieres combatir la piel grasa en el rostro, a través de un producto natural, lo primero que te recomendaría es que pruebes la arcilla verde. Si no te va bien, puedes pasarte a la arcilla blanca. Solo en el caso de que sepas que tu piel además de grasa es sensible, y casi siempre tienes problemas con los cosméticos y maquillaje que aplicas en ella, te diría que empezases directamente por la más clara. De todos modos, ambas son efectivas y son productos que están ahí de forma natural para que le saquemos partido a nuestra belleza. ¿Te animas a hacerlo?

Imagen: Miguel Vera León

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...