Tras el verano… haz ejercicio

tras-el-verano-apuntate-al-gimnasio

Con la depresión post-vacacional aún en su máximo esplendor en mi cuerpo y en mi mente, esto de hablar del verano como aquello que está llegando a su fin… no me gusta nada. Pero bueno, asumiendo realidades:» sí, el verano llega a su fin», «sí, he gastado más de lo que me propuse y casi más de lo que tenía», y la tan temida: «sí, engordé».

Y es que, como bien decía mi abuela (frase que la nieta ha decidido tomar casi al pie de la letra): «esta vida no está para sufrir», pero claro, todo en su justa medida. Sinceramente, no sé si es por el hecho de que no hay prohibiciones, o de que llevamos 12 meses de hambruna grasienta contenida, o del influjo de nuestros pueblos y tierras (con toda la familia invitándote a cantidades gigantes de todo tipo de comida)… Pero debido a un cúmulo de circunstancias: ¿Cómo es posible engordar tanto… en tan poco?.

Soluciones ante los kilos de más, hay muchas. Ahora bien, efectivas, hay muy pocas. Y quizás yo iría un poco más allá, porque para mí sólo hay una solución efectiva: dieta sana + ejercicio. Esta combinación me parece la fórmula clave para todas aquellas personas que se quieran mantener a lo largo de todo el año y en forma, pero cumpliendo al 100% la única condición innegociable y vital para su éxito: la constancia.

Como no me canso de repetir, la constancia es algo fundamental dentro del ejercicio. Por tanto para poder cumplir con este factor de tan gran valor, es bueno seguir algunas recomendaciones que serán de gran ayuda:

  • Lo primero que se debe tener en cuenta para propiciar y estimular la constancia a la hora de practicar ejercicio, es establecer una meta clara y los objetivos que esto representa. Indudablemente, ésta debe ser una meta realista, pues de lo contrario al buscar un imposible o algo de exageradas condiciones de dificultad, una mismo se desanimará y dejará la constancia atrás.
  • Si de verdad se desea realizar ejercicio de forma habitual cada semana, se presentará un cambio en las actividades del día y por tanto en la distribución del tiempo. Lo  ideal es tratar de hacer cambios no muy fuertes que no representen dejar atrás otras cosas que son de gran agrado, pues se estará deseando hacer otra cosa mientras se esta realizando el deporte, lo que en un momento dado acabará afectando a la constancia.
  • Para el deporte, es bueno contar con algunos factores que impulsen la realización constante del ejercicio, tal como uno o varios amigos que motiven a la actividad física y que manejen cierto ritmo constante de actividad. De esta manera, si alguna vez no nos apetece o no tenemos excesivas ganas, ellos serán los que nos forzarán e impulsarán a ir. De otra manera, también es más fácil, cómodo y divertido ir acompañado a hacer ejercicio que solos.

Así que para todas aquellas que por estas fechas os estéis planteando ir al gimnasio o realizar cualquier tipo de ejercicio, ya sea por cuestiones estéticas o de salud, recordad que la constancia es vital para obtener los frutos deseados. De la misma forma, una gran dosis de paciencia con vosotras mismas y con vuestro cuerpo es fundamental, los milagros no existen y vuestro cuerpo no va a ser la excepción que confirme la regla. Con el tiempo, los resultados hablarán por sí solos.

Imagen | flickr

En CentroMujer | Consejos para cuando sigues una dieta, Como conseguir un vientre plano, Ataca la flacidez facial a los 40, Power Plate, una hora de gimansio en diez minutos de reloj

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...