Ultracavitación: contraindicaciones y más

La ultracavitación es una técnica de la medicina estética que pretende eliminar la grasa con la ayuda de ultrasonidos. Sin embargo, aunque no hay bisturí, sí hay riesgos que conviene que conozcas.

ultracavitacion

Seguramente si estás pensando en adelgazar y en eliminar grasa sin necesidad de operaciones quirúrgicas hayas ya descubierto la ultracavitación. En realidad, esta técnica se considera parte de la medicina estética y lo que hace es eliminar la grasa de las zonas en las que ésta se concentra utilizando ultrasonidos. Esos ultrasonidos hacen que los adipocitos se despeguen y el tratamiento posterior ayuda a eliminarlos a través de la linfa y la orina. Al no existir una cirugía en sí misma, podría parecer que no tiene riesgos, pero esto es totalmente falso.

Las contraindicaciones de la ultracavitación existen, y pese a que en internet puedes encontrarte con gente que dice haberla probado y no hace más que hablar de sus bondades, debes conocerlas antes de decidirte a llevar a cabo este proceso en tu cuerpo. Hoy queremos contarte todo lo que debes saber sobre esta técnica para que con la información en la mano, puedas efectivamente decidir si te convence o no la idea. ¿Quieres conocer a fondo la ultracavitación?

Ultracavitación ¿Cómo funciona?

Cuando decides que quieres someterte a una operación de ultracavitación debes saber que no pasarás por el quirófano. De hecho, esta es la principal razón por la cual se elige esta técnica frente a las que sí requieren del bisturí en medicina estética. Sin embargo, antes de acudir a la sesión, debes haber bebido mucha agua y saber que el proceso de eliminación de la grasa no terminará cuando salgas de ella. Es decir, no vas a levantarte al día siguiente sin toda esa antiestética grasa acumulada que te trae de cabeza. La ultracavitación utiliza los ultrasonidos para «despegarla» y luego el cuerpo, junto con una dieta específica rica en líquidos, consiguen eliminarla a través de la orina y el sistema linfático.

Seguramente, además de entender la técnica en sí misma, te gustaría entender también cuántas sesiones vas a necesitar para efectivamente notar los resultados y si la operación duele o no. En realidad, todo depende de cada cual, y generalmente, aunque los primeros resultados se notan el primer día -sobre todo si se aplica radiofrecuencia tras el tratamiento- para conseguir los objetivos habituales se requieren entre 6 y 8 sesiones a lo largo de unos tres meses. Respecto al dolor, en realidad la técnica no causa esa sensación, por lo que no te sentirás incómoda, ni tampoco lo pasarás mal.

El tratamiento de radiofrecuencia es complementario a la ultracavitación. Su objetivo es facilitar el drenaje de esa grasa que se ha «roto» con el tratamiento anterior. Dependiendo del centro que elijas te recomendarán esta opción como complemento, o te ofrecerán otras alternativas. Eso sí, considera que para que la efectividad sea máxima deberás cuidar mucho la alimentación mientras te sometes a esta práctica.

Ultracavitación: contraindicaciones más destacadas

Es un mito que la ultracavitación no tenga contraindicaciones. Más bien todo lo contrario. Hay que tener en cuenta que se está aplicando un tratamiento que aunque no requiera de un bisturí, rompe las células del interior de nuestro cuerpo y a partir de ahí, éste debe deshacerse de toda esa grasa suelta. Dicho así, podría parecer que casi nadie puede hacérselo. Pero no te alarmes, no es tan drástico. Eso sí, viendo que en todas partes parecen aparecer los grandes beneficios de la ultracavitación y nadie habla de las desventajas, quizás conviene centrarse en ellas para sacarlas a la luz.

Las contraindicaciones de la ultracavitación se centran sobre todo en personas que pueden tener problemas con el drenaje de esa grasa, que pueden estar sufriendo problemas cardíacos o que tienen implantes u otros objetos en algunas zonas del cuerpo en las que podría haber problemas a la hora de deshacerse de todas esas células.

¿Quién no puede someterse a la ultracavitación?

sin bisturi

  • Las personas que sufran algçún tipo de dolencia cardíaca severa o tengan problemas de hipertensión.
  • Tampoco podrán llevar a cabo este tratamiento los que tengan insuficiencias circulatorias o presenten grandes varices.
  • Si tienes prótesis, aplicaciones en alguna zona de tu cuerpo, llevas dispositivos electromagnéticos o un DIU, tampoco podrás llevar a cabo la operación.
  • No se recomienda igualmente en aquellos que sufren de colesterol o de diabetes no controlada.
  • Las embarazadas y los niños o adolescentes tampoco pueden someterse a este tratamiento.

Pero ¿por qué todos ellos no pueden hacerse una sesión de ultracavitación? En realidad, aunque se trata de una operación que parece sencilla, puede tener consecuencias sobre todas esas zonas que hemos mencionado, y por lo tanto, para evitar riesgos, se desaconseja completamente. En las clínicas especializadas en esta técnica se lleva a cabo un riguroso análisis del paciente antes de permitirle poder optar a la operación. Al mismo tiempo, es también probable que te pidan tu historial médico y te consulten si estás actualmente tomando alguna medicación.

Pero, con todo esto que ahora sabes ¿quieres conocer cuáles serían los efectos secundarios si te sometes a una sesión de ultravitación?

  1. Dolor abdominal leve cuando se lleva a cabo el tratamiento sobre esta zona
  2. Algunas magulladuras cuando se ejerce demasiada presión sobre alguna parte del cuerpo. Sobre todo ocurre en las piernas y en los brazos.
  3. Diarrea leve si se lleva a cabo una ultracavitación en la zona del abdomen.
  4. Sentir calor en la zona que ha sido tratada durante unas horas, o incluso un par de días
  5. Zona tratada adolorida que se prolonga como máximo unas 48 horas.

Recomendaciones si vas a hacerte una ultracavitación

adelgazar

Aunque se trate de una técnica para eliminar la grasa que no requiere del bisturí, no puedes olvidar que la ultracavitación es al fin y al cabo una operación que debe llevar a cabo un profesional. Puede que hayas visto precios increíbles en espacios que no son una clínica y en los que se supone te atienden expertos en el tema. Sin embargo, viendo las contraindicaciones que puede tener, y las consecuencias de no aplicarse correctamente y hacer un seguimiento, es tu salud lo que está en juego.

Si es una cuestión de dinero, y por eso estás pensando en realizar una ultracavitación en estos lugares, yo te aconsejo que esperes un poco más. Un poco de grasa no va a matar a nadie, y siempre puedes ahorrar dinero durante un tiempo para llevar a cabo la operación en todas las condiciones que ésta requiere. Que no te engañen, que no haga falta un bisturí no significa que no sea un tema serio y que no requiera la atención de un especialista en medicina y todo el material que se encuentra en las clínicas. Quién diga lo contrario, se equivoca.

¿Te queda todavía alguna duda acerca de la ultracavitación o de las contraindicaciones que puede tener? ¿Sigues pensando en hacerte una?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 2,50 de 5)
2.5 5 2
Loading ... Loading ...