¿Qué sabes del retinol?

que-sabes-del-retinol

De vez en cuando surgen activos que marcan un hito en los tratamientos y que superan con éxito la prueba del paso del tiempo, como sucedió en su momento con los liposomas, la vitamina C o, últimamente, con el retinol. Este último ha dado lugar a una enorme gama de productos, desde cremas faciales a anticelulitícos. Pero, ¿cuál es la verdadera eficacia y acción de este ingrediente?

El culpable de que el retinol llegara a la cosmética fue la vitamina A, también conocida en dermatología como Retin-A o ácido retinoico. Se comenzó a utilizar para combatir el acné, gracias a lo que se descubrió su eficacia antiarrugas. Los pacientes que lo usaban comprobaron que, además de reducir los granos, la vitamina A revelaba una piel nueva y, en consecuencia, más joven y lisa. Sin embargo, la eficacia antiarrugas de este activo, en su momento tachado como milagroso, queda limitada porque enrojece e irrita la piel.

El paso siguiente fue conseguir un activo con esa misma eficacia antiedad, pero sin sus efectos irritantes. El resultado ha sido el retinol, una variante de la vitamina A que, aún siendo menos potente que el ácido retinoico, no arremete de forma tan agresiva contra el cutis. Este activo acelera el ritmo de renovación celular, que va disminuyendo con el paso de los años. De esta forma impulsa la aparición de células nuevas en la superficie, más frescas y jóvenes. Potencia además la creación natural de colágeno, lo que da más firmeza a la piel.

El retinol es una sustancia de escasa estabilidad, ya que se descompone fácilmente por la acción del aire y la luz. Por eso es necesario protegerlo mediante encapsulación para evitar el contacto con estos dos elementos y utilizarlo preferiblemente por la noche para que no se degrade con la luz del día. Sus efectos dependen en la concentración que se use. Los dermatólogos y las esteticistas usan concentraciones más altas para exfoliar la piel a niveles más profundos. El retinol se encuentra en muchos productos cosméticos y todas las marcas famosas tienen productos que lo contienen. El reto es saber en que concentración lo tienen, ya que las que son muy bajas no tienen ningún efecto en la piel.

Las líneas de belleza mezclan el retinol con otros ingredientes para balancear sus efectos negativos. El retinol hace la piel foto-sensitiva, o sea sensible a la luz. Cuando se usa Retinol hay que evitar el sol y usar un protector solar fuerte. Si no se protege la piel del sol puede causar quemaduras y manchas. Muchas pieles se irritan con el uso del Retinol y causa enrojecimiento, quemaduras leves y picazón. Cuando se usa retinol es aconsejable seguir muy de cerca las indicaciones del producto.

Imagen | gulevich’s conscious malingering

En CentroMujer | Vitamina A, imprescindible para nuestra piel

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...