Britney Spears, volviendo

Britney Spears es símbolo de muchas cosas. En su calidad de celebridad adolescente transformada en joven adulta perdida y descarriada, es el paradigma de todo lo que está mal en el Star System, donde teens que todavía no saben quiénes son ni qué quieren ser son consumidos y consumidas por la industria. Después de años de caída libre, Britney parece, finalmente, estar a punto de iniciar un proceso de retorno en serio, más importante para ella que para sus fans.

Britney SpearsSacando el salto sin paracaídas de Amy Winehouse, no hay, probablemente, otra celebridad que represente lo que es una caída libre sin escalas como Britney Spears.

En la superficie, Britney lo tenía todo: éxito, fans, dinero, belleza. Todo en grandes dosis y habiendo arribado a gran velocidad. Lo que quedó en evidencia prontamente es que Britney no pudo soportar las enormes presiones del medio. En un santiamén, Britney se convirtió en el hazmerreir de la farándula, el ejemplo paradigmático de una joven simple y de inteligencia dudosa que no pudo con el medio que hasta ese momento la había abrazado (no que gente presumiblemente más inteligente y preparada no haya sucumbido también). Hijos, un cuerpo que dejaba de pertenecerle, que se le revelaba, un marido idiota, una familia sin demasiadas luces, y la mirada del ambiente aun más concentrada. Britney estalló. No, mejor dicho, implosionó.

La estrella era la post-adolescente traviesa, sexy, la fantasía de la lolita. De repente, al menos para el mundo, mostraba una sexualidad explícita (como ciertas fotos en un balcón de un hotel con su ex Kevin Federline), seguida de hijos y conducta errática. El público y la industria no ven con buenos ojos, no toleran, que sus fantasías se transformen tan brutalmente. La inocencia fue tomada por estupidez, la imagen se transformó en un ejemplo de desolación y efecto de las drogas. Encima, Britney ya era madre, algo que, podríamos decir, la afecto negativamente. La industria no permite pausas, no hay lugar para que una joven fantasía sexual experimente algo para lo que, probablemente, aun no estaba lista y lo acepte. Las cosas llegaron al punto de que su padre, el parásito Kevin Federline, legó a parece una mejor opción parental.



Britney SpearsPasaron varios años, varias rehabilitaciones, un corte de pelo en el cual Britney decidió destruir lo que había sido uno de sus símbolos como objeto sexual de las masas: su rubia cabellera. Rota la fantasía, hecha astillas, convertida en basura. Y Britney, por suerte, fue desapareciendo; nunca demasiado, porque a la gente le gusta pararse a ver un sangriento accidente a la vera de la ruta. La revista UsMagazine, siempre atenta a estas cosas, armó un pequeño compilado de fotos de Brit en bikini. Lo que puede tomarse como algo propio de una revista de celebridades, también puede leerse de diferentes maneras. ¿Cómo vive una estrella que vivió de su aspecto físico su transformación, el dejar de ser aquello para ser otra cosa que todavía no se sabe qué es? La Spears 2008 podría ser confundida con otra persona en lugar de con la Spears 2001, obviedades al margen. ¿Cómo modificarse para seguir manteniendo el interés del medio en uno sin que ese interés sea fruto de desastre tras desastre?

En los últimos premios MTV, Britney tuvo una aparición vergonzosa. Fuera de forma, la coreografía pensada para ella tuvo que ser modificada por su falta de movilidad. Se dijo que había venido con imposiciones, como el vestido que usó, revelador, mostrando la antítesis del cuerpo que había valido millones. No es el cuerpo en sí lo que importa, sino el valor simbólico que cobra al ser consumido por las masas. Para colmo, quedó más que en evidencia que Spears estaba haciendo playback. Luego se discutió sobre si había sido positivo dejarla actuar, sobre si había sido impuesta, o si había sido un intento por ayudarla; quedaba claro, en cualquier caso, que ese nivel de exposición no había sido positivo.

Britney SpearsAhora, Britney vuelve, o está volviendo. Nunca desaparece, porque es una celebridad, y eso, hoy en día, parece ser un título nobiliario, así como algo adictivo: quienes prueban ese fruto, luego no quieren soltarlo. Britney sigue siendo noticia por el sólo hecho de ser ella. Se ha acercado a estudios, donde músicos hablan de cuánto sabe. Fue a eventos VIP y se dejó fotografiar. Se entrena todos los días 2 o 3 horas. Se dice que está saliendo con su representante, el que más, aparentemente, la cuidó en todo este tiempo. Más recientemente, recibió el ofrecimiento de interpretar a Sandy en una nueva versión de «Grease» que se pondrá en Broadway. Sería un cambio de rumbo, pero, probablemente, uno interesante. Cada vez queda más en evidencia que la carrera de estrella pop difícilmente retorne para Brit. Cada intento ha parecido un manotazo de ahogado, aunque tampoco ayuda que el medio esté a la expectativa. Hay como una suerte de deseo morboso de ver cuántas veces la cantante puede intentar subirse al caballo, y cuántas veces habrá de caer feo, de cuánto es capaz de aguantar antes de abandonar.

Brit ya había recibido un ofrecimiento similar hace unos años, pero se había mostrado rehacia a mudarse a New York y a mudar a su familia. Ahora, después de todo lo ocurrido, y con su hermana madre adolescente, cuando su carrera se encuentra en una encrucijada, podría ser un giro positivo probar algo diferente. Los productores dicen que «ella es Sandy». Lo que quieren decir, también, es que Britney es un nombre todavía y que, si el tren no descarrila y todo sale bien, puede terminar siendo una apuesta profundamente exitosa para ambas partes. Si Brit es, en cambio, un fracaso, los productores pierden relativamente poco; terminan su contrato e intentan con otra actriz-cantante. Si Brit falla, es una caída más, una oportunidad menos. Pero, sin embargo, si hace de esto una experiencia constructiva, puede ser un nuevo comienzo, algo que ella, uy probablemente, necesita.

Enlaces externos:

Sitio oficial de Britney Spears

Fansite de Britney Spears

Videos de Britney Spears

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...