SeaDream Yacht Club

Un club para privilegiados que ademas de saber vivir bien, llevan sus principios del disfrute y el lujo a su máxima expresión: un club privado de Yacht para viajar por el mundo disfrutando de una atención personalizada y paseos y servicios exclusivos.

SeaDream Yacht Club es una empresa innovadora que opera yates de lujo: SeaDream I y SeaDream II en los que, sin importar que hayas estado o no en un crucero de lujo, vivirás una experiencia única.

Los yates SeaDream I y II SeaDream se construyeron a mediados de 1980 pero fueron reacondicionados en 2002 antes de entrar en servicio para SeaDream y ambos fueron reinstalados de nuevo en 2006/2007. Los grandes yates gemelos, SeaDream I y II ofrecen salidas de cinco hasta catorce días entre noviembre y abril para el Caribe y de mayo a noviembre para viajes en el Mediterráneo.

Con una capacidad para 112 huéspedes y 95 personas formando la tripulación, todos internacionales, casi sientes que tienes tu propio camarero y duelo de un yate exclusivo como pocos donde nada tiene etiquetas de precios, porque se trata de un club.

Los miembros de este selecto club son personas exigentes que están dispuestas a pagar por el privilegio de un ambiente íntimo e informal en donde no tener que resignar los lujos y placeres de la exclusividad.

La atención personal que se logra gracias a la cantidad de personal en relación a la de pasajeros que permite a cada uno de los viajeros ser atendido al instante, con el recambio del Champagne antes de que se caliente, tener la reposición de su minibar en la suite, ser acompañado en una caminata personalizada o visita al mercado, o recibir ayuda para volver a la plataforma del agua cuando se ha cansado de navegar en kayak.

Desde el momento del embarque cuando el pasajero es recibido con una toalla fresca y helado con champán como un gesto de bienvenida, hasta el trato personal de ser llamado por su nombre y de ser atendido siempre por el mismo tripulante que recordará los pedidos del pasajero para que no tenga que volver a hacerlos.

Por otro lado, la posibilidad de acceder a pequeños puertos, algunos secretos y encantadores a los que sólo se puede acceder con un buque de 344 pies de largo, permite visitas de desembarco mucho más íntimas que las conseguidas en los cruceros de lujo.

De hecho, uno de los eventos de su firma, «El Champán y caviar Splash», por lo general ocurre en una isla remota a donde la tripulación traslada un servicio de lujo de clase mundial y un almuerzo buffet gourmet que sorprende a sus huéspedes.

Y en cuanto al nivel culinario de este servicio no hace más que cosechar elogios y aplausos de los viajeros a quienes no es fácil sorprender o impresionar: Tanto el desayuno como el almuerzo y la cena se sirven al aire libre o en el comedor sobrio y elegante donde el Chef Ejecutivo y su equipo de honor hacen lugar a todas las solicitudes de dieta y crean platos que expresan la confluencia de las tradiciones culinarias con la autenticidad y el encanto.

Cada pasajero tendrá a su nombre una suite de ensueño con vista al mar, la ducha en su baño es de mármol con multi-jet para una ducha y masajes, productos de Bulgari para cuidar el cuerpo y los mejores toallas, albornoces, zapatillas y ropa de cama para el comfort.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...