Benito Zambrano vuelve con ‘La voz dormida’

Películas sobre la Guerra Civil española se seguirán haciendo siempre, o por lo menos hasta que la herida deje de sangrar. Nos vienen a la cabeza las últimas y más aclamadas producciones, como Los girasoles ciegos, El laberinto del Fauno, Soldados de Salamina o la última ganadora en los Goya, Pà Negre, de Agustí Villaronga. Sin embargo, desde que Vicente Aranda rodara Libertarias en 1996, solo la cinta Trece Rosas (2007), de Emilio Martínez Lázaro, se había centrado exclusivamente en la parte femenina de la contienda bélica. Esta vez le toca el turno a Benito Zambrano con La voz dormida, su tercer largometraje para cine tras Solas (1999) y Habana Blues (2005). Si en Solas, adaptación libre de la novela homónima de Carmen Alborch, Zambrano se zambullía en el difícil y olvidado universo de las mujeres maltratadas, en esta ocasión realiza la misma operación en una cárcel de mujeres en plena posguerra española. De nuevo, tras su film reposa el libro de otra escritora, esta vez Dulce Chacón.

Como decimos, La voz dormida nos traslada al Madrid de la posguerra, donde Hortensia se encuentra presa en la cárcel de mujeres de Las Ventas acusada de comunista. Hortensia está, además, embarazada. Pepita, su hermana, tratará por todos los medios de posponer la ejecución y, en el camino, sufrirá las consecuencias de la represión franquista. Envuelta, como su hermana, en una espiral donde los vencedores aplican la violencia y la humillación de manera sistemática. La cinta, junto a La piel que habito y Pà Negre es firme candidata para representar a España en los Oscar.

Para el papel de las dos hermanas cordobesas Zambrano ha contado con la inestimable ayuda de Inma Cuesta y María León, esta última nominada a la Concha de Plata en el Festival de San Sebastián 2011 por su interpretación. Ha sido precisamente en el marco de este certamen donde Benito Zambrano y su productor, Antonio Pérez, han querido presentar el film en rueda de prensa. Un coloquio en el que, como era de esperar, el tema de la necesidad o no de recuperar la memoria histórica ha sido el protagonista. ¿Qué piensas? ¿Hay demasiadas películas sobre la Guerra Civil española?

Críticas a La voz dormida

Precisamente sobre la visión que el director ofrece de la Guerra Civil se han centrado la mayor parte de las críticas (negativas) hacia su película. El periódico ABC, por ejemplo, la tilda de «maniquea» y «tópica«. Y es que Zambrano se posiciona explícitamente del lado de los perdedores, una visión parcial que no ha gustado a todo el mundo y que, por otro lado, corre el riesgo de restar matices a la historia en pro de la militancia. Zambrano, por su lado, ha afirmado en rueda de prensa que nunca se harán suficientes películas sobre este periodo histórico: «Creo que son películas que tenemos que hacer. Da igual el momento histórico que sea porque siempre quedarán muchas por filmar. Lo primero que hay que hacer es no aburrir al espectador».

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...