Coraline y su otro mundo te enamorarán

Coraline y su otro mundo te enamorarán

Es increíble el efecto que produce Los mundos de Coraline en el espectador. Tanto sus creadores como su director, Henry Selick, el mismo que hizo realidad una Pesadilla antes de Navidad (cuya producción e historia corrían a cargo del genial Tim Burton), transforman una ilusión en realidad, en algo plausible. Coraline se puede tocar.

Los mundos de Coraline es más que aquella, es un cuento de terror tanto para mayores como para pequeños. Después de descubrir junto a ella que otros mundos son posibles, uno se acuesta pensando en sí Coraline existe de verdad o son un conjunto de píxeles y bits que en nada tiene que ver con la vida humana. Es una pena llegar a la conclusión de lo segundo pero el sólo hecho de cuestionárnoslo ya es una absoluta y tremenda maravilla.

Aún recuerdo como mi hermana pequeña huía del libro, ya que Los mundos de Coraline esta basado en la novela de Neil Gaiman, y como ahora se muere de ganas de ir a verla al cine. Y qué razón tiene. Si la obra es buena, más lo es la cinta. Si os gusto Pesadilla antes de Navidad, Coraline os enamorará, querréis adoptarla y hacerla feliz, motivo que en la película hace de motor principal: el querer. Huir, como hacía mi hermana con la novela, de sus padres de verdad en busca de otros más divertidos, llevan a Coraline a descubrir un mundo oculto en el que nada es lo que parece.

En serio, no me extenderé más ya que si queréis un par de críticas detalladas, en Notas de cine mis compañeros Antonio Gandiaga y Juanma González dejaron ya su legado al respecto. Un servidor quería, simplemente, solidificar sus propuestas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...