Crítica: 300

Poster 300 Critica

Título: ‘300’
Dirección: Zack Snyder.
Interpretación: Gerard Butler (rey Leónidas), Lena Headey (reina Gorgo), David Wenham (Dilios), Dominic West (Theron), Vincent Regan (capitán), Michael Fassbender (Stelios), Tom Wisdom (Astinos), Andrew Pleavin (Daxos), Andrew Tiernan (Ephialtes), Rodrigo Santoro (Jerjes), Giovanni Antonio Cimmino (Pleistarchos).
Guión: Zack Snyder, Kurt Johnstad y Michael B. Gordon; basado en la novela gráfica de Frank Miller y Lynn Varley.
Producción: Gianni Nunnari, Mark Canton, Bernie Goldmann y Jeffrey Silver.
Música: Tyler Bates.
Fotografía: Larry Fong.
Montaje: William Hoy.
País: USA.
Año: 2006.
Duración: 117 min.
Género: Acción, drama.
Estreno en USA: 9 Marzo 2007.
Estreno en España: 23 Marzo 2007.

Tras algo más de un año desde su aparición, ‘300’ sigue siendo un título del que se habla, se opina, se citan frases y se discute aún hoy. Y eso es como mínimo significativo. Inventando un nuevo lenguaje cinematográfico; la inclinación eminentemente fotográfica de la película, su tendencia hacia el impacto visual y el detalle, le otorgan la misma fiereza y carga estética que tenía el cómic en el que se basa.

Lejos de convertirse en todo un clásico o una película de culto, lo cierto es que ‘300’ sí es una magnífica adaptación de un cómic para la gran pantalla, y a buen seguro es y será un referente en este tema.
Pensado por y para el espectador ávido de frescura y dinamismo, la obra de Zack Snyder se sirve de la historia para crear espectáculo puro.

Con un estilo arrebatado y furioso, el novelista gráfico Frank Miller ofrecía al mundo su obra basada en la ya más que famosa Batalla de las Termópilas (Thermopylae). Refriega histórica que data del 480 A.C. en el que un número aproximado de 7000 griegos se enfrentaba al ejército del emperador persa Jerjes I, que los superaba en número de forma abrumadora. Tras numerosas retiradas por parte del ejército helénico, quedaron algo más de 1000 valientes, entre los que se contaban los nombrados 300 espartanos.
La historia real, cuya crónica corrió a cargo de Heródoto de Alicarnaso, dista bastante de la novela gráfica de Miller. Se dice que Jerjes, al toparse con los soldados griegos, consideró inverosímil que un ejército tan pequeño fuese a plantar cara al suyo.

300 Foto

Pasaron cuatro días y Jerjes, impaciente, envió un emisario exigiendo a los griegos que entregasen sus armas inmediatamente para no ser aniquilados. A lo que Leónidas respondió la frase que se haría famosa en la historia clásica: «Ven a buscarlas tú mismo». Fila tras fila los persas se estrellaron contra las lanzas y escudos espartanos sin que estos cedieran un centímetro. Frustrado e impaciente, Jerjes envió al frente a sus diez mil Inmortales, su fuerza de élite, llamados así porque cada vez que un Inmortal caía, otro corría a reemplazarlo, manteniéndose en la cantidad fija de diez mil hombres.

La batalla duró cinco días y los persas consiguieron derrotar a los temidos espartanos. Pero éstos ya habían retrasado notablemente el avance persa, diezmando la moral de su ejército, causando considerables pérdidas y dando tiempo a los demás griegos para evacuar sus ciudades y preparar la defensa.

Pero, ¿cuál es el secreto de semejante relato literario, novela gráfica y, por ende, obra cinematográfica? Pues que ‘300’ es una historia sobre luchar sabiendo que no se puede ganar. Idea encarnada a la perfección por el Rey Leónidas (Gerard Butler). Butler consigue imprimir a su personaje todo el corage, el orgullo, la resolución, la soberbia y la visceralidad que lo convierten en el pilar básico de la película.

El segundo aspecto fundamental en esta cinta es indudablemente la estética. El conjunto de características que reúnen el vestuario, la creatividad derrochada en los personajes y la austeridad de los escenarios. La estética de los persas es como poco sublime. El momento en que unos magos persas lanzan frascos de fuego mágico a los espartanos tan solo dura unos pocos segundos, pero como fotografía es una imagen que se retiene en la memoria: totalmente vestidos de negro y con unas máscaras plateadas. Más bien parece un baile de carnaval veneciano.

300 foto 2

Otro de los grandes aciertos ha sido sin lugar a dudas el apartado visual. Punto y a parte para la fidelidad con la que el filme se asemeja a la obra gráfica. El director, Zack Snyder, ideó una receta en la que aplasta los tonos oscuros de la imagen y aumenta la saturación de color para cambiar la proporción de contraste de la película. Como resultado obtiene una planitud y una plasticidad propias del cómic.

Si a eso le sumamos las secuencias a cámara lenta que subrayan la sensación de estar mirando unas viñetas, la sangre que vuela como añadido digital y el buen criterio general en cuanto a color y a fotografía compositiva, el fruto es una obra de gran belleza e impacto visual. Estéticamente, toda la película está salpicada de tintes minimalistas; persigue expresar lo máximo con los mínimos elementos posibles.
Por la parte del guión y la construcción de los personajes, Snyder tenía poco que hacer: La ingente obra de búsqueda, investigación e inventiva recayó en manos de Frank Miller en su día. El acierto del director ha estado en recoger el testigo y saber trasladar con el mínimo de entropía estas ideas del papel a la pantalla.

Como conclusión, ‘300’ es una película de subidón, como dirían mis colegas. El sentimiento intenso que transmite el Rey Leónidas, las arengas militares que este suelta continuamente a sus hombres (que nos evocan irremediablemente a “Gladiator” y a “Brave Heart”), la banda sonora de Tyler Bates con algunos momentos brillantes, las citas tomadas de la Historia (esos parlamentos que salpican todo el largometraje)… todo contribuye a que en cualquier momento saltes de la butaca regando toda la sala de palomitas y lanzando a pleno pulmón palabras de aliento a Leónidas y sus 300 espartanos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...