Crítica: Adam resucitado

Schrader presenta a uno de sus fascinantes personajes torturados marca de la casa, pero lo introduce en un relato reiterativo y falto de fuelle.

Adam resurrected

Si hay un autor cinematográfico capaz de explorar las mentes humanas más torturadas, los rincones más desapacibles del alma, ese es sin duda Paul Schrader. Tal vez sea su propia biografía, que lo sitúa como una víctima del estricto calvinismo de sus padres, que le impiden ver película algunas hasta su mayoría de edad, pero el caso es que Schrader ha dibujado algunos de los personajes más memorables del cine estadounidense de las últimas décadas, ya sea escribiendo guiones para otros (nunca está de más recordar que ‘Taxi Driver’ y ‘Toro salvaje’, obras capitales de Scorsese, las escribió él) o filmándolos él mismo con una energía desbocada y muy especial (mi favorita es ‘Aflicción’, la historia de un policía de un pueblo pequeño con una traumática relación con su padre).

En Adam resucitado, tardamos pocos minutos en identificar al “personaje Schrader”. Se trata de Adam, un enfermo mental con apariencia educada y una forma de comportarse extremadamente bufonesca, cuyo origen se encuentra en su experiencia como clown y maestro de ceremonias de un circo berlinés. Encerrado en una institución completamente apartada del mundo, Adam recuerda su estancia en un campo de concentración nazi, en el que fue humillado y obligado a comportarse literalmente como un perro por un general con el que él previamente había bromeado en su espectáculo circense.

La película se divide por tanto en dos tiempos y en otros tantos espacios, a estas alturas muy reconocibles de otras películas previas. La intensidad que se vive en ambas prisiones es máxima, pero Schrader trata de controlarla en la mayor parte del metraje mediante una puesta en escena que combina la frialdad con el exceso, lo que provoca una sensación de irregularidad a la que hay que sumar que las andanzas del personaje tanto en su pasado como en su presente terminan por hacerse reiterativas, y que los momentos que podrían marcar la diferencia (la visita a Israel) no están demasiado bien resueltos.

Sin embargo, hay que valorar positivamente la capacidad de Schrader para buscar nuevos demonios en nuestro interior y tratar de reflejarlos en seres con vida propia tan apabullantes como Adam, interpretado con entrega y una fuerte carga histriónica por Jeff Goldblum, un actor al que vemos menos en los cines de lo que se merece. Algo parecido podría decirse del propio Schrader, cuyo film ha tardado cuatro años en llegar a las pantallas. El anterior, The Walker, fue directo a DVD y el próximo, The canyons, esperemos que sí sea tratado como se merece su autor, ya que tiene una pinta inmejorable.

Titulo: Adam resucitado
Título original: Adam resurrected
Director: Paul Schrader
Duración: 106 minutos
Género: Drama
Fecha de estreno: 19 de octubre
Intérpretes: Jeff Goldblum, Willem Dafoe, Derek Jacobi, Ayelet Zurer.
Adam resucitado, tráiler en español
¿Debo ir a verla? ★★★☆☆

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...