Crítica: Albert Nobbs

Albert Nobbs

Título: Albert Nobbs
Director: Rodrigo García
Género: drama
Duración: 136 minutos
Fecha de estreno: 27 de enero de 2011
Intérpretes: Glenn Close,  Janet McTeer,  Mia WasikowskaJonathan Rhys MeyersBrendan Gleeson.
Albert Nobbs, tráiler español
¿Debo ir a verla? ★★½☆☆  Correcto y un tanto frío al servicio de Glenn Close.

Como el cine de Pedro Almodóvar o George Cuckor, las películas de Rodrigo García demuestran una evidente comprensión del universo femenino. Así lo ponen de manifiesto cintas como Cosas que diría con solo mirarla, Nueve vidas  o Madres & hijas, entre otras. Ahora, como un particular encargo de la actriz Glenn Close, el director colombiano afincado en Estados Unidos vuelve a introducirse en el mundo de las mujeres, aunque aquí algunas de ellas se disfracen de hombres para poder sobrevivir o intentar vivir una vida acorde a su sexualidad.

Albert Nobbs sigue los pasos de un peculiar trabajador de un hotel de Dublín durante el siglo XIX. Apocado y silencioso, este individuo oculta un secreto: es una mujer. Su existencia transcurre tranquila hasta que conoce a un pintor que esconde el mismo secreto que él. No obstante, este amigo ha conseguido algo que Nobbs tiene pendiente: casarse. A partir de ese momento, el mayordomo intentará ganarse el amor de una de las camareras que trabaja con él y comprar un local para establecerse como tendero.

Con este argumento, Rodrigo García nos ofrece una película aseada y correcta, aunque excesivamente fría y televisiva. Muchos espectadores tendrán la sensación de encontrarse ante una serie de la BBC rodada para la pantalla grande. La ambientación es magnífica, los interpretaciones son estupendas y los diálogos son estupendos, aunque nada apasiona.

Glenn Close, en el papel de ese trabajador de hotel que se trasviste para sobrevivir, logra hacer creíble su personaje, aunque tenga una oponente que empeñezca su labor: una espléndida Janet McTeer, que borda a esa mujer lesbiana que parece conforme con su disfraz de varón. La británica barre de la pantalla a la norteamericana cada vez que aparece en pantalla.

En resumen, Albert Nobbs es una cinta que se disfruta sin esfuerzo, aunque se olvide al instante. Se agradece, no obstante, el buen acabado del filme y su mensaje a favor de la libertad sexual.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...