Crítica: Algo pasa en Las Vegas (y 2)

cameron diaz y ashton kutcher

Título original: What happens in Vegas
Director: Tom Vaughan
Guión: Dana Fox
Género: comedia
Año: 2008
Duración: 99 min
Intérpretes: Cameron Diaz, Ashton Kutcher, Treat Williams, Rob Corddry, Dennis Farina
Estreno en España: 9 de mayo

Como ya se pueden imaginar, hacer sangre cuando se refiere a comentar un film como ‘Algo pasa en Las Vegas’ (aquí el trailer) es una tarea harto fácil. No obstante, sí cabe calificar al film dentro de su género, destacar su perfil desenfadado y como sus protagonistas se sienten verdaderamente a gusto -más que un servidor- dentro de una narración en ocasiones desanimada, en otras simplemente visible, que sigue a pies juntillas las reglas de la máquina de hacer comedias románticas de Hollywood.

El reciclado pseudo televisivo del invento empieza mal para mejorar después. Tom Vaughan, como era de esperar, ni dirige la cámara ni dirige a sus actores. Por eso, la presentación de Diaz y Kutcher no engancha por lo formulario -ella, agente de bolsa deseosa de agradar, él, carpintero apadrinado y viva la vida, destinados por supuesto a acabar juntos-, y su casual encuentro en Las Vegas ha sido antes muchas veces mejor recorrido, por ejemplo por ‘Friends’ y el arrejuntamiento entre Monica y Chandler que todo el mundo debería recordar. No obstante, cuando se entra pasados los veinte minutos de metraje, en el meollo, es decir, las respectivas putadas a la Guerra de los Rose con cero calorías, el film mejora algo y proporciona a la audiencia su segundo acto de moderada diversión. Y ya.

El histrionismo de sus protagonistas funciona, pero sólo en ocasiones. Para el olvido debería quedar esa ridícula confusión en la habitación del hotel que desata el enredo, absolutamente desaprovechada a nivel del perezoso guión, y dirigida sin sentido del ridículo (en el peor sentido de la palabra), aunque no así algunas de los gags producto de la forzada convivencia de la pareja, disfrutables en su vertiente más gamberra e infantiloide, (aunque en éste sentido también otros lo han hecho mejor, mucho mejor). Los gags se suceden sin ningún sentido narrativo, y no nos hace en absoluto deseable el que la pareja acabe junta, que lo hace. Pero he aquí que entonces ha de entrar el forzado inserto romántico en la trama, que sigue a pies juntillas la fórmula distanciamiento-previo-a-declaración, que acaba con la discreta diversión y hace rezar al personal para que el invento acabe lo antes posible.

Afortunadamente lo hace, y para el recuerdo sólo quedan algunas frases de los consabidos secundarios, presentes como manda la máquina de hacer guiones para apostillar cierta ironía, y algunos momentos de infantil y pedestre química entre Cameron y Ashton, que tampoco crean que dan para más. Atrás quedan los tiempos de ‘Algo pasa con Mary’, ‘Tienes un e-mail’ o ‘Lío embarazoso’, todas ellas maravillosas (para que no se me acuse de que no me gusta el género) en los que por lo menos se nos hacía disfrutar con cierta personalización de la fórmula mágica.

Lee otra crítica de ‘Algo pasa en Las Vegas’.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...