Crítica: Algo pasa en Las Vegas

poster de Algo pasa en Las Vegas

Título: ‘Algo pasa en Las Vegas’
Título original: ‘What happens in Vegas’
Dirección: Tom Vaughan
Reparto: Cameron Diaz, Ashton Kutcher, Rob Corddry, Lake Bell, Michelle Krusiec, Dennis Farina, Krysten Ritter.
Guión: Dana Fox.
Producción: Michael Aguilar, Shawn Levy, Jimmy Miller y Arnon Milchan.
Música: Christophe Beck.
Fotografía: Matthew Leonetti.
Montaje: Matthew Friedman.
País: USA.
Año: 2008.
Duración: 99 min.
Género: Comedia romántica.
Estreno: 9 Mayo 2008.
Trailer ‘Algo pasa en Las Vegas’

“¿Y ahora qué demonios escribo yo?” – Fue la única frase que se repetía en mi cabeza después de haber visto una película como ‘Algo pasa en las Vegas’, cuya crítica tenía en mente hacer.

No es mala. Sería injusto decir que lo es. Pero es que es una idea muy trillada.De todos es sabido que se trata de una comedia romántica más. “Más de lo mismo de siempre.”La encuentro tan plana y poco ambiciosa que supongo que cualquier opinión que se escriba sobre ella será tan escueta como su guión.

Para empezar a valorar podría decir que en realidad me entretuvo… sí, ¿por qué no?Sin ningún tipo de aspiración más, Algo pasa en Las Vegas te mantiene un ratito pegado al sillón echando algunas risas, comentando alguna payasada con tu acompañante y sorbiendo algún refresco, PUNTO. Adiós muy buenas, hasta la próxima.

Pero es que esta misma película la hemos visto ya cientos de veces en Antena 3. No esperéis nada nuevo, original o innovador, porque no lo hay. De hecho muchos de los gags cómicos los encuentro un poco traídos por los pelos; como la persecución “monopatín-taxi” o la peculiar forma que tiene Joy McNally (Díaz) de descorchar las botellas de champán.

Algo pasa en Las Vegas

¿Qué se le pide a una comedia? – Que te haga reír. ‘Algo pasa en Las Vegas’ lo consigue. Tiene momentos hilarantes. Momentos en los que toda la sala de cine ríe a la vez. Si bien los veinte primeros y veinte últimos minutos de metraje se suceden de manera soporífera, (y la escena de Las Vegas me parece más una mera excusa para darle título al filme que un pilar sobre el que se sostiene) el resto de la cinta resulta a ratos graciosa.

Americana a más no poder, cae en los frecuentes tópicos propios del género y, cómo no, en el Happy End; que eso si que me revolvió un poco las entrañas. El último cuarto de película prácticamente abandona lo humorístico (apartado casi monopolizado por Ashton Kutcher) para dar paso a una ñoñería que te hace recordar que efectivamente has ido a ver a Cameron Díaz.

La última escena con besito incluido se recibe igual que una bofetada en el rostro. Pero, ¿qué le vamos a hacer? Esto es América. Que nadie se preocupe si destapo algo del guión: no hay guión que destapar. “Esta peli la habéis visto ya.”

Mismo papel que en “Holidays”: Chica despechada se va de marcha para encontrar a un apuesto joven que le va poniendo las cosas difíciles hasta que se enamoran (toma ya) y acaban casándose. Casi echo de menos a Jack Black y su magnífico guiño a “Cinema Paradiso” a través de la banda sonora del maestro Ennio Morricone. (¿No habéis visto Cinema Paradiso? ¡Me cago en la leche! Esa si es romántica.)

Algo pasa en Las Vegas 2

En esta ocasión la chica despechada se va a una mal narrada Las Vegas y conoce al joven Jack Fuller (Ashton Kutcher) al que le habla como si le conociera de toda la vida. Y con el que contrae matrimonio esa misma noche empapados en una nube de alcohol (lo que yo diga.)

Un bote de tres millones de dólares de las tragaperras congelado por un antipático juez hará de aglutinante entre los dos, que se ven forzados a fingir un matrimonio durante 6 meses. Se pelean, se enfadan, se enamoran, se vuelven a pelear y se dan un beso a lo «escuela de Hollywood». Vamos, un guión de toma pan y moja. Eso sí, el papel del Juez no hay quien se lo crea.

En lo referente a las interpretaciones cabe destacar el rol de Ashton Kutcher. Es tanta la sobreactuación con la que trabaja que uno no sabe si está haciendo una película o presentando un programa de la MTV. Hay que subrayar el magnífico trabajo de los chicos del doblaje, Nuria Mediavilla y Raúl Llorens. Especialmente en esta película de dicción tan exagerada y tan anglosajona. Siempre que veo a actores exagerar tanto la vocalización siento curiosidad por ver la película en versión original.

En resumidas cuentas, preparad la insulina porque nos llega una Cameron Díaz más edulcorada, si cabe, y con una historia más empalagosa en su conclusión que la malograda “Serendipity”. Eso sí, ver a Díaz interpretando a una chica drogada y echándose botellas de agua por la cabeza no tiene precio.
Atrás quedan comedias bien construidas y MUY simpáticas como “Los Padres de él”, “El Diablo viste de Prada”, o “El diario de Bridget Jones”. Por citar algunas.

Algo pasa en las Vegas permite pasar un rato agradable sin mayores pretensiones Dirigida y pensada para ir a verla en pareja, pasará por nuestras salas sin pena ni gloria (tampoco busca más) y no creo que sea recordada por nadie. Pero es que es Cameron Díaz. Y es más de lo mismo de siempre. De hecho, podría ser menos indulgente y muchísimo más abrasivo, y decir que el hecho de que se siga haciendo este cine “Vacío”, este cine “De consumo”, de “Usar y tirar” es solamente culpa nuestra. Pagar por ver una película de estas características es abonar el terreno para que se siga haciendo “Cine Malo”. Y no quiero achicharrarla con esto, es solamente que este filme sigue la corriente de: “Si el cine es entretenimiento, entonces esto es cine puro”. Algo con lo que estoy totalmente en desacuerdo.

Actualización: Podéis leer otra crítica de Algo pasa en Las Vegas que ha realizado mi compañero Juanma, así tenéis dos puntos de vista.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...