Crítica: Buried (Enterrado)

Buried (Enterrado), crítica

Título: Buried (Enterrado)
Director: Rodrigo Cortés
Género: thriller
Duración: 94 minutos
Fecha de estreno español: 1 de octubre
Intépretes: Ryan Reynolds
Buried. Enterrado, tráiler internacional
Buried (Enterrado), nuevo trailer
Trailer: Enterrado, con Ryan Reynolds
¿Debo ir a verla? ★★★★☆ El director Rodrigo Cortés nos introduce en una película dura y claustrofóbica que te hará partícipe de una inolvidable historia de supervivencia.

Mucho se ha hablado sobre Buried (Enterrado), una película de escaso presupuesto (alrededor de 2 millones de dólares) que se ha vendido muy bien y que ha logrado la atención de prensa y público por partes iguales. La idea de la que hace gala el film es sugerente, rompedora y distinta a todo lo que hayamos visto antes: un único protagonista está encerrado bajo tierra dentro de un atáud y debe hacer todo lo posible para escapar de él.

Una vez descubierto el argumento, y antes de ver la película, lo primero que te viene a la cabeza es que puede ser, o la mayor sorpresa que te encuentres en las salas de cine últimamente, o el peor bodrio infumable del que te costará aguantar sus 90 minutos de duración. Porque con éste tipo de proyectos tan particulares, suele ocurrir esto. Por suerte, el trabajo de Rodrigo Cortés se salda con un sobresaliente, a través de una lección magistral de cómo se puede rodar una entretenida película partiendo de una idea que parece prácticamente suicida.

De la historia no os vamos a contar mucho más, porque la gracia es ir descubriendo poco a poco y por nosotros mismos todo lo que puede llegar a ocurrirle a un personaje bajo éstas condiciones tan particulares. Del reparto os diremos que el principal y casi único protagonista es el actor Ryan Reynolds, que aunque tiene un historial algo irregular, está dándo pasos de gigante para convertirse en una de las mayores estrellas de Hollywood. Su interpretación en Buried (Enterrado) seguro que le abre más de una puerta, dado que nos ofrece un trabajo de primer nivel, con mucho realismo y sentimiento, logrando que lleguemos a ponernos en su pellejo y sintamos todo lo que pasa por su cabeza en cada una de las escenas (principalmente frustración e ira, como no podía ser de otra manera). Su interpretación, en combinación con el trabajo de iluminación y cámara realizado en cada una de las secuencias, consigue que Buried (Enterrado) sea una experiencia que nos deje más que satisfechos, con la sensación de haber invertido 90 minutos de forma muy provechosa.

Sin duda alguna, es la película de producción española más importante del año y una clara demostración de lo que se puede hacer con una buena idea y poco presupuesto. Si te animas a verla, ten claro que se trata de una película muy particular, con un argumento muy centralizado, y un tono muy realista, por lo que posiblemente te chocará y se convertirá en uno de los films más singulares que hayas visto en mucho tiempo. Al margen de esto, nuestra recomendación es que no te la pierdas y que compruebes que el cine español, aunque en éste caso con personalidad norteamericana, puede hacer grandes cosas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...