Crítica: Cartas a Julieta

critica-cartas-a-julieta

Título: Cartas a Julieta
Título original: Letters to Juliet
Director: Gary Winick
Género: comedia romántica
Duración: 105 minutos
Fecha de estreno: 1 de octubre
Intérpretes: Amanda Seyfried, Gael García Bernal, Chris Egan, Vanessa Redgrave, Franco Nero
Cartas a Julieta, tráiler español
¿Debo ir a verla? ★½☆☆☆ Infumable y extremadamente ñoño pastel pseudoromántico, imprescindible para entender las causas de la misoginia cinematográfica

Cartas a Julieta es una comedia romántica dirigda por Gary Winick, perpetrador de ‘Guerra de novias‘, esa epopeya en contra de los tópicos del sexo femenino. En esta ocasión, y sin cambiar mucho de enfoque, Winick nos presenta la historia de Sophie (Amanda Seyfried), una aspirante a escritora que marcha de vacaciones junto a su prometido (Gael García Bernal)  hacia la mítica Verona, ciudad italiana donde tradicionalmente se sitúa la acción del romance por excelencia de la literatura, ‘Romeo y Julieta’ de William Shakespeare. Allí, descubrirá el ‘balcón de Julieta’, lugar turístico donde chicas de todo el mundo acuden para colgar una carta relatando sus desventuras sentimentales.

Dichas cartas irán a parar al final del día a manos de un grupo de venerables mujeres maduras que, en la mejor tradición de Elena Francis, responderán a las desconsoladas muchachuelas con consejos y palabras de ánimo. Sophia, fascinada por este oficio, se unirá al grupo de ancianas, y pronto se verá implicada en la historia de una venerable mujer inglesa (Vanessa Redgrave), que, junto a su hosco nieto (Chris Egan), emprenderá la búsqueda de un amor de juventud por tierras italianas. Por supuesto, al novio de la Seyfried, que le den morcilla, claro. En fin, un argumento totalmente original, que ofrecerá no pocas sorpresas al espectador …

Cartas a Julieta, al igual que la recién estrenada ‘Come, reza, ama‘, es el clásico panfleto en favor de la irresponsabilidad sentimental y la impunidad del que la ejerce, usando como excusa el manido argumento de ‘¿y si hubiera … ?’.  Romanticismo de postal y amores más grandes que la vida suelen ser los habituales ingredientes de estas producciones. Pero por desgracia, en esta ocasión a los autores se les ha ido la mano con el almíbar y los tópicos, tanto los de género como los italianos (aunque es de agradecer que no aparezca ninguna ‘mamma’ por ahí). Además, los actores no tienen química alguna entre ellos, y por lo que respecta al casi desconocido Chris Egan, es un tipo incapaz de deshacerse de su aura antipática incluso cuando trata de mostrarse vulnerable.

Los únicos momentos en los que la película capta algún interés del espectador son las intervenciones de Vanessa Redgrave, adorable como abuela en busca de una segunda oportunidad para su amor de juventud. Pero nada de esto puede contrarrestar el sopor general e incluso la indignación por tanta tontería insípida, pretendidamente destinada a captar la atención de ‘almas sensibles’ . Aunque claro, cuando uno descubre que tras esta cinta está la productora Summit Entertainmet (productora de la saga ‘Crepúsculo’), todo cuadra. De manera que, a quien espere ver una comedia romántica aceptable, no le va a quedar más remedio que esperar tiempos mejores, cuando la desnazificación de este tipo de cine dé lugar de nuevo a obras capaces de acercarse a la verdadera dimensión humana del amor.

En Notas de Cine | Cartas a Julieta, tráiler español

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...