Crítica: Chronicle

crítica: Chronicle

Título: Chronicle
Director: Josh Trank
Género: thriller
Duración: 85 minutos
Fecha de estreno: 2 de marzo
Intérpretes: Dane DeHaan, James Russell, Michael B. Jordan
Chronicle, trailer español y póster
¿Debo ir a verla? ★★★½☆ Y una película de superhéroes nos tomó por sorpresa…

Chronicle es la carta de presentación del realizador Josh Trank y el guionista Max Landis, hijo este último del célebre director John Landis (‘Un hombre lobo americano en Londres’), y por lo que sugiere la cinta que nos ocupa, con un similar interés por mezclar géneros distintos en un cóctel de fantasía, humor y zarpazos dramáticos. El segundo elemento fundamental a la hora de considerar Chronicle es el peculiar tuneo del relato de superhéroes más arquetípico abordado por sus dos jovencísimos creadores, que tomando como punto de partida la figura estilística del found footage o material encontrado (y ya saben lo que esto significa: punto de vista generalmente subjetivo, cámara digital en mano…) exprimen hasta la última gota los contornos siniestros e inquietantes de una historia tan épica como trágica.

Porque Chronicle es, a pesar de algunas de sus incoherencias, una de las cintas más frescas e intensas del cine adolescente reciente. Trank explota las posibilidades visuales y narrativas de la técnica hasta sus últimas consecuencias, y por mucho que esto le haga caer en algunos excesos, o tener que hacer ciertas justificaciones en su tercio final, lo cierto es que consigue exprimir el potencial de esa cámara, y resolver los problemas que le plantea el formato, hasta el mismo desenlace de la cinta. Chronicle aparece recorrida por una sensación de tragedia, de ominoso malestar, que refresca tremendamente el panorama de su género, y aporta una poética y un sentido del suspense inéditos en las recientes plasmaciones cinematográficas de superhéroes.

¿Demostraciones? Pues las hay, y bastantes: la manera en la que los poderes de telequinesis del trío de jóvenes permiten a Trank “alterar” el aspecto visual de la cinta, motivando inesperados movimientos de cámara; la interpretación de Dane DeHaan, tan vulnerable y emotiva como amenazante; y la habilidad de Trank para explotar el escueto presupuesto en el clímax final, en una secuencia en la que el realizador hace de la necesidad virtud y consigue resolver los problemas que genera el artificio naturalista de su apuesta narrativa y visual.

No obstante, todo esto es poco con la autenticidad del retrato de los tres adolescentes, que pese a que no carecer de cierto tremendismo, resulta profundamente convincente en su retrato de la tragedia cotidiana de su protagonista. Es ahí donde Chronicle nos gana, donde se aproxima a grandes títulos como ‘Cuenta conmigo’ o ‘El Protegido’, por la tragedia inmensa que esconde en su envoltorio de gozoso caramelo de fantasía.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...