Crítica: Crónica de un engaño

Crónica de un engaño

Título: Crónica de un engaño
Título original: The Other Man
Director: Richard Eyre
Género: Drama
Duración: 90 minutos
Intépretes:  Liam Neeson, Laura Linney, Antonio Banderas
Crónica  de un engaño, tráiler español
¿Debo ir a verla? ★☆☆☆☆ Ridículo, aburrido e increíble drama sobre la infidelidad

El guionista y realizador Richard Eyre se ha convertido en un verdadero especialista a la hora de hablarnos de los siempre procelosos caminos del amor, la pasión y el deseo. Esos tres elementos están presentes en sus tres primeras películas como director cinematográfico: ‘Iris’, ‘Belleza prohibida’ y ‘Diario de un escándalo’. Crónica de un engaño sigue los pasos de sus anteriores obras en pantalla grande, aunque se estrelle estrepitosamente a la hora de calar en los sentimientos del espectador.

Basada en un relato de Bernhard Schlink, el filme sigue los pasos de Peter, un marido que descubre que su mujer, fallecida a causa de un cáncer, tuvo un amante llamado Ralph. Desesperado, el esposo viaja a Milán, donde vive ese ‘otro hombre’ al que se refiere el título en inglés. Sin desvelarle su identidad, Peter se ganará la amistad del amante, que pronto le contará la historia de amor que vivió con su mujer.

Eyre, ayudado por el guionista Charles Wood, no consigue emocionarnos con esta historia de engaños. Su primer fallo es una inadecuada dirección de actores, un aspecto en el que hasta ahora era un verdadero maestro. Antonio Banderas, en el papel del amante de la protagonista, está delirantemente sobreactuado. Se le ven demasiado las costuras a nuestro malagueño más internacional. No menos decepcionante es la interpretación entre pétrea e histriónica que Liam Neeson realiza del despechado marido. Sólo Laura Linney, en el muy mal definido rol de la esposa y amante, consigue dar algo de luz a tan horrible trabajo actoral.

El realizador británico tampoco logra dosificar demasiado la historia. Utiliza más de un tercio del filme en mostrarnos una y otra vez las dudas de ese marido incrédulo ante la infidelidad de su pareja. Por otra parte, el recurso a la partida de ajedrez entre los dos hombres que quisieron a la misma mujer resulta forzada y poco creíble. Por si no era obvia la metáfora, el realizador y guionista incluye una referencia a  la defensa india de la reina, una estrategia del popular juego de mesa en el que sacrifica la figura de la reina, símbolo evidente de la esposa y amante fallecida.

Tampoco son muy efectivos los frecuentes flash-backs del filme. De hecho, obtenemos más información por las palabras de los protagonistas que por la visualización de  unos hechos pasados que no tienen demasiada relevancia dramática en el conjunto.

En resumen, Crónica de un engaño es un verdadero fiasco que promete ser un drama apasionado y termina siendo una fría, aburrida y risible cinta sobre los secretos y mentiras de un matrimonio.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...