Crítica: Cuando te encuentre

Cuando te encuentre, crítica

Título: Cuando te encuentre
Título original: The lucky one
Director: Scott Hicks
Género: drama, romance
Fecha de estreno: 25 de mayo
Intérpretes: Zac Efron, Taylor Schilling, Blythe Danner
Cuando te encuentre, tráiler español
¿Debo ir a verla? ★★½☆☆ Mejor que Crepúsculo. Me vale con eso.

Cuando te encuentre es una nueva adaptación, otra más, de una novela de Nicholas Sparks, nombre humano por el que se conoce a esa máquina de escribir best-sellers románticos como ‘El diario de Noa’, ‘La última canción’ o ‘Querido John’, todas ellas con su respectiva adaptación cinematográfica. Pese a su naturaleza de producto comercial, y aunque suene obvio, uno tiene varias maneras de tomarse el visionado de un filme como Cuando te encuentre. Trataré de expresarlo de una manera que no resulte demasiado conformista: pese a su previsibilidad, que bajo una determinada postura resulta casi ofensiva, Cuando te encuentre me parece una aceptable representante de la vertiente más digna del romance adolescente actual.

Así parece haberlo entendido el realizador australiano Scott Hicks (nominado al Oscar por ‘Shine’), que pone todo el énfasis posible en los aspectos más bucólicos y visuales de la historia. El australiano inserta a los personajes en ese espacio idílico y se une sin rubor a otros realizadores «importantes» -aunque esto es discutible- que se han «rebajado» a abordar la obra de Sparks, y que en principio estaban destinados a filmar eventos «más dramáticos» que un relato romántico para una audiencia juvenil más o menos madura. Quizá sabedor de que poco más puede hacer que tirar del carro, Hicks, bastante versado en el área publicitaria, preña la cinta de bellos atardeceres y un aspecto visual que idealiza la América rural donde se ambienta el romance,  ofreciendo un contexto apropiado para la abstracción de su audiencia.

Otra cosa es que todo lo que cuente la cinta esté vendido de antemano. Cuando te encuentre es absolutamente previsible, demasiado, y sufre de -como poco- un par de graves errores de confección. El antagonista del héroe resulta poco menos que ridículo, por mucho que Hicks y Sparks subrayen la frustrante naturaleza de sus motivaciones. Y el teórico giro del relato en realidad se nos cuenta de antemano en el prólogo, lo que le niega a la cinta un mínimo de suspense.

Por lo demás, en Cuando te encuentre asoman todos los lugares comunes de las ficciones de Sparks: un conflicto bélico que separa almas gemelas, la noción de regreso al hogar, la visión de unos Estados Unidos agreste y rural, la sombra del fallecimiento del amante, o en este caso, hermano… que los conocedores de la literatura del norteamericano sabrán reconocer y apreciar. Quizá aceptar esa sensación de que no falta nada, sin olvidarnos de la satisfactoria labor de los amantes Zac Efron y Taylor Schilling, ayudan a perdonarle la vida a la película.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...